• Un avión emiratí llega al aeropuerto Ben Gurion, en Tel Aviv, 20 de octubre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 22 de octubre de 2020 7:23

HAMAS repudia los ataques que lanzó Israel contra Gaza y Siria justo cuando una comitiva emiratí realizaba su primera visita oficial a los territorios ocupados.

Una delegación de alto nivel de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), encabezada por el ministro de Economía, Abdulá bin Tuq Al-Mari, llegó el martes a Tel Aviv. Varios notables funcionarios estadounidense, entre ellos el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, acompañaron a la delegación emiratí.

La llegada de los representantes emiratíes a los territorios ocupados desató una ola de condenas en Palestina. El Movimiento Palestino de Liberación Nacional (Al-Fatah) advirtió de que la postura proisraelí de Abu Dabi empodera al régimen ocupador a seguir su agresión y sus crímenes contra el pueblo palestino.

El Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) aseveró, a su vez, que la presencia emiratí en Tel Aviv alienta al régimen israelí a intensificar sus planes expansionistas, agresiones y ataques en los territorios ocupados.

Hazem Qasem, un portavoz de HAMAS, hizo notar que el régimen sionista lanzó ataques aéreos contra el sur de la asediada Franja de Gaza, en momentos en que los funcionarios emiratíes se encontraban de visita oficial en Tel Aviv. La ofensiva israelí incluyó un bombardeo contra una escuela en la aldea de Al-Huriya, en la parte norteña de la provincia de Al-Quneitra, situada en el sur de Siria.

 

La visita oficial emiratí se produjo en el marco del pacto de normalización de relaciones que Abu Dabi firmó el 15 de septiembre pasado con el régimen de Tel Aviv en Washington, la capital estadounidense. Baréin también firmó un acuerdo similar con Israel esa misma jornada.

Los palestinos consideran una traición, una puñalada por la espalda, esta decisión arbitraria de ambos países árabes ribereños del Golfo Pérsico. No obstante, aseguran que seguirán la lucha frente a la ocupación israelí hasta la victoria final.

Las recientes firmas de pactos de normalización, y las medidas posteriores para reforzar las cooperaciones con el régimen israelí, según señalan varios expertos en asuntos de la región, solo hacen públicos varios años de una cooperación estrecha y en secreto entre los EAU y Baréin con Israel, por lo que han surgido temores en torno a la cuestión de que el régimen de Tel Aviv esté tratando de usar a esos países árabes como bases para ejecutar sus planes desestabilizadores en la región.

mnz/ncl/ftn/hnb