• El premier israelí, Benjamín Netanyahu, revisa un mapa durante una visita al asentamiento de Ariel, en Cisjordania, 24 de febrero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 25 de febrero de 2020 15:13

Israel anuncia un plan para construir 3500 viviendas ilegales en una polémica zona de Cisjordania, impidiendo así la creación de un eventual Estado palestino.

He dado instrucciones para que se presenten inmediatamente los planos para la construcción de 3500 unidades en la zona E”, ha informado este martes el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, durante un acto de campaña para las próximas elecciones legislativas que tendrán lugar en el régimen de Israel el 2 de marzo.

La citada zona, de 12 kilómetros cuadrados, se halla comprendida entre la salida oriental de la ciudad de Al-Quds (Jerusalén) y la llamada colonia de Maale Adumim, el asentamiento más vasto de Israel en la ocupada Cisjordania.

Activistas y oenegés propalestinas han advertido, no obstante, que, si Israel construye estas viviendas en la referida zona, Cisjordania quedará dividida en dos partes, circunstancia que obstaculizaría la posibilidad de crear un Estado palestino con un territorio sin cortes.

“Si el proyecto se lleva a cabo, esto pondrá fin a la idea de un Estado palestino viable”, así lo ha alertado Angela Godey-Goldstein, codirectora de la oenegé Jahalin Solidarity, que defiende a las familias beduinas instaladas en el sector E1.

Este controvertido plan de Netanyahu se suma también a otro proyecto del premier interino israelí, anunciando en los últimos días, para erigir más de 5000 viviendas ilegales para los colonos judíos en Al-Quds; 3000 de dichas viviendas serán construidas en la parte oriental de la ciudad palestina.

 

Las medidas expansionistas de Netanyahu, sin embargo, han desatado una ola de protestas tanto por parte de las autoridades palestinas, como de distintas organizaciones internacionales.

Más de 600 000 colonos israelíes viven en más de 230 colonias erigidas en los territorios ocupados de Palestina desde la guerra de los Seis Días en 1967, incluidas la ciudad de Al-Quds y las presentes en la ocupada Cisjordania.

La expansión de estas viviendas ilegales se aceleró estos últimos años bajo el impulso de Netanyahu y de su aliado en EE.UU., el presidente Donald Trump, quien presentó el pasado 28 de enero el polémico plan anti-Palestina, llamado el ‘acuerdo del siglo’, que anima al régimen israelí a ocupar más territorios palestinos.

La iniciativa de EE.UU. ignora todos los derechos inalienables de los palestinos al disponer que la ciudad palestina de Al-Quds se convierta en la “capital indivisible” del régimen de Israel, además de reconocer la soberanía de Israel sobre el valle del Jordán y los asentamientos ilegales en Cisjordania, y exigir un Estado palestino desmilitarizado.

myd/anz/rba