• Hanan Ashrawi, integrante del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).
Publicada: jueves, 16 de enero de 2020 23:31

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) condena el nuevo plan del régimen de Israel para robar y colonizar más tierras palestinas en Cisjordania.

El ministro de asuntos militares israelí, Naftali Bennett, ratificó el miércoles la creación de siete nuevas reservas naturales en la Cisjordania ocupada. Anunció asimismo la expansión de 12 reservas naturales existentes en esa región, incluida Qumrán.

Estas llamadas reservas son la aplicación práctica de la anexión acelerada y de facto por parte de Israel, un robo de territorio y una colonización contra Jerusalén (Al-Quds) y el valle del Jordán”, ha fustigado este jueves Hanan Ashrawi, integrante del Comité Ejecutivo de la OLP.

De igual modo, ha catalogado el plan israelí de “una anexión silenciosa” de tierras palestinas, que demuestra una vez más el desprecio del régimen de Tel Aviv a los derechos fundamentales de los palestinos a la libertado y a la justicia.

“Esto es un crimen, además de reprensible desde el punto de vista moral y político”, ha insistido Ashrawi.

 

Tras recordar que la oficina de la fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda, está “revisando” el “régimen ilegal de asentamientos” israelíes, Ashrawi ha dicho que el nuevo plan israelí supone una “afrenta al CPI y a la comunidad internacional, que rechaza y se opone a la adquisición de un territorio por la fuerza”.

La funcionaria palestina ha condenado asimismo el “ciego apoyo” del Gobierno estadounidense, presidido por Donald Trump, al régimen de ocupación israelí.

“Esta alianza irresponsable está permitiendo a Israel burlarse del orden internacional fundamentado en normas para intentar normalizar un comportamiento deshonesto y animar a otros países canalla con aspiraciones extraterritoriales a ignorar el Derecho Internacional con impunidad”, ha aseverado.

Los palestinos y casi todos los países del mundo consideran “ilegales” los asentamientos israelíes. La resolución 2334 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), adoptada en diciembre de 2016, indica que los asentamientos en Cisjordania y el este de Al-Quds suponen “una violación flagrante bajo el derecho internacional”.

mnz/ncl/fmk/mjs

Comentarios