• Policías israelíes detienen a un joven palestino en el recinto de la Mezquita Al-Aqsa, en Jerusalén (Al-Quds), 18 de febrero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 21 de febrero de 2019 3:16

Diputados jordanos exigieron la expulsión del embajador israelí en Amán, en respuesta a los ataques de Israel a la Mezquita Al-Aqsa, en Al-Quds (Jerusalén).

“La Cámara de Representantes (Cámara Baja del Parlamento) aprobó la declaración, propuesta por la facción de diputados palestinos, con la exigencia de expulsar al embajador israelí del reino y de retirar al embajador jordano de Tel Aviv”, se lee en un comunicado hecho público el miércoles.

La medida se produjo después de que fuerzas militares israelíes prohibieran a los musulmanes ingresar al complejo de la Mezquita Al-Aqsa. También arrestaron a varios fieles dentro del recinto e hirieron a una docena de palestinos en un asalto.

Fuentes locales informaron de que 10 palestinos sufrieron heridas luego de que las tropas israelíes los asaltaran en las inmediaciones de Bab al-Zahabi (la Puerta Dorada) de la mezquita.

La Cámara de Representantes (Cámara Baja del Parlamento) aprobó la declaración, propuesta por la facción de diputados palestinos, con la exigencia de expulsar al embajador israelí del reino y de retirar al embajador jordano de Tel Aviv”, se lee en un comunicado.

 

Las mismas fuentes agregaron que otros 15 palestinos también fueron arrestados por las fuerzas israelíes dentro de la referida mezquita. Según informes, la mayoría de los detenidos eran seminaristas.

En su declaración, los legisladores jordanos denunciaron el acto de Israel como una violación de los derechos humanos y del derecho internacional.

Asimismo, advirtieron que tales acciones “representan una etapa nueva y peligrosa que provoca a millones de musulmanes en todo el mundo” y afianza “las divisiones raciales y sectarias e incita al discurso del odio”.

“(Las medidas) contradicen los valores más básicos de los derechos humanos y las leyes internacionales”, se lee en el despacho.

Palestina informó el lunes de que soldados israelíes habían sellado Bab al-Zahabi con candados y cadenas de hierro el día anterior, y que habían impedido que los fieles palestinos ingresaran al complejo de la Mezquita Al-Aqsa.

Los esfuerzos del régimen de Tel Aviv por destruir y judaizar la Explanada de las Mezquitas han desatado la ira de los musulmanes de todo el mundo. Las tensiones que rodean este emplazamiento religioso desempeñaron un papel importante en la primera, segunda y tercera Intifadas de Palestina.

lvs/anz/nlr/rba

Comentarios