• Soldados israelíes vigilan la Franja de Gaza, 28 de marzo de 2018.
Publicada: miércoles, 28 de marzo de 2018 22:45
Actualizada: jueves, 29 de marzo de 2018 0:03

Israel advierte que sus soldados pueden usar fuego real contra los palestinos de Gaza durante una concentración masiva planificada para el viernes, marcando el Día de la Tierra palestina anual, en conmemoración del asesinato de seis manifestantes árabes desarmados por el régimen de Israel en 1976.

El jefe de las fuerzas de guerra israelíes, el teniente general Gadi Eisenkot, ha comentado, según publica este miércoles el diario local Yediot Aharonot que la actual tensión en la Franja de Gaza presenta el mayor riesgo de conflicto desde que asumió su cargo en 2015.

Se espera que el viernes empiecen más de seis semanas de protestas en todos los territorios palestinos antes de la polémica inauguración de la nueva embajada de Estados Unidos en Al-Quds (Jerusalén) que coincidirá con una masiva marcha el 15 de mayo, el día de la Nakba o “desastre”.

Los habitantes de Gaza se van a reunir en los campamentos que se están levantando a lo largo de la cerca impuesta por Israel en los territorios ocupados para reivindicar, sobretodo, el derecho de los refugiados de volver a sus tierras.

La tensión se ha hecho palpable esta misma jornada, cuando la artillería del ejército israelí ha lanzado nuevos bombardeos contra la zona oriental de la asediada Franja de Gaza en represalia por un supuesto incendio provocado a lo largo de la barrera que rodea el enclave palestino.

Tienen la autorización de disparar. No permitiremos que se infiltren en masa en Israel ni que dañen la barrera (...) La orden es emplear ampliamente la fuerza”, ha aseverado el jefe de las fuerzas de guerra israelíes, el teniente general Gadi Eisenkot.

 

Según indica Eisenkot en una entrevista que se publicará en su totalidad el viernes, el ejército israelí ha desplegado refuerzos en la frontera como medida preventiva para las manifestaciones.

Afirma que se está preparando para todos los escenarios, entre ellos ante cualquier intento, organizado o no, de forzar la barrera que separa Israel de la franja de Gaza, donde viven dos millones de palestinos que sufren el bloqueo israelí, y advierte que un centenar de francotiradores de élite han sido reclutados.

En caso de que los soldados en la frontera “estén en peligro”, indica, “tienen la autorización de disparar. No permitiremos que se infiltren en masa en Israel ni que dañen la barrera (...) la orden es emplear ampliamente la fuerza”, ha aseverado Eisenkot.

El reconocimiento por parte del presidente estadounidense Donald Trump de Al-Quds como capital de Israel y la decisión de trasladar su embajada de Tel-Aviv a esa ciudad indignó a los palestinos y a gran parte de la comunidad internacional.

snr/rha/rba

Comentarios