• Fuerzas de Hezbolá iraquí cerca de su artillería pesada.
Publicada: jueves, 13 de febrero de 2020 17:50
Actualizada: jueves, 13 de febrero de 2020 18:51

La Resistencia libanesa e iraquí asegura que todo está preparado para vengarse de EE.UU. por el asesinato de Soleimani y Al-Muhandis, dice un diario árabe.

Estados Unidos asesinó la madrugada del 3 de enero al comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, junto al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis en suelo iraquí.

El conocido analista político palestino Abdel Bari Atwan ha comentado en un artículo publicado este jueves en el diario árabe Rai al-Youm, que “todo está preparado” para vengarse de EE.UU. por la matanza que cometió.

El Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) y las fuerzas populares iraquíes, de acuerdo con la publicación, “han realizado coordinaciones entre sí y determinado los blancos” estadounidenses en una serie de encuentros mantenidos entre sus representantes.

“Los preparativos de los ataques vengativos se han realizado y los grupos vinculados a las fuerzas populares están a la espera del momento previsto para lanzarlos”, se lee en la publicación, que asegura que la venganza sería también por el asesinato de Al-Muhandis.

 

Atwan destaca en el artículo que aún no se sabe cuándo llegará ese momento oportuno o si se ajustarán las cuentas en una sola etapa o en varias etapas y desde diferentes frentes. Lo único que sí es cierto, de acuerdo con la publicación, es que habrá una venganza dura por el martirio de los comandantes.

El experto palestino ha hecho notar que responder a las aludidas incertidumbres no resultarán tan fáciles, de hecho, semejante medida estratégica podría “cambiar la ecuación del poder e incluso provocar una guerra que sacudirá toda la región”, sin embargo, la decisión se ha hecho ya y está cerca el momento de ajustar las cuentas. “Estamos esperando…”, subraya.

Cinco días tras el asesinato, el CGRI lanzó varios misiles contra dos bases estadounidenses en el país árabe, entre ellas, la estratégica instalación militar Ain Al-Asad.  El ataque, según Teherán, vengó solo el ataque de EE.UU. contra el vehículo de Soleimani y no su muerte. 

Qais al-Jazali, líder del grupo Asaib Ahl al-Haq, que forma parte de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), a su vez, ha señalado que los iraquíes no se han vengado de EE.UU. por el asesinato de su comandante, pero si así lo deciden, todos se unirán para golpear sus bases.

El alto estrega iraní, considerado el general más destacado en Asia Occidental por los propios estadounidenses, desempeñó un papel relevante en los duros combates en Irak y Siria contra los grupos terroristas, muchos de ellos respaldados por el régimen israelí, países occidentales y ciertas monarquías árabes, razón por la cual había recibido varias amenazas de muerte en concreto, desde el servicio de inteligencia de Israel (el Mossad).

Las unidades de Al-Hashad Al-Shabi también han desempeñado un papel crucial en la lucha contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) y su erradicación de Irak.

ask/rha/mrp/mrg

Comentarios