• La ministra israelí de asuntos judiciales, Ayelet Shaked, da un discurso en Jerusalén (Al-Quds), 19 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 21 de noviembre de 2018 14:52
Actualizada: miércoles, 21 de noviembre de 2018 16:39

La ministra israelí de asuntos judiciales tacha de “pérdida de tiempo” el plan que EE.UU. presenta como “plan de paz” para “resolver” la cuestión palestina.

“No creo que se pueda llegar a un acuerdo. Le diría a (el presidente de EE.UU. Donald) Trump que no pierda su tiempo”, ha declarado este miércoles la ministra israelí Ayelet Shaked.

En una conferencia en la ciudad palestina ocupada de Al-Quds (Jerusalén), Shaked ha dicho que es imposible un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos, debido a las grandes diferencias y problemas existentes entre ambos.

La funcionaria ha hecho esa consideración en momentos en que diferentes medios de comunicación occidentales hablan de la próxima revelación del denominado “acuerdo del siglo” elaborado por Washington para supuestamente “resolver el caso palestino-israelí”.

No creo que se pueda llegar a un acuerdo. Le diría a (el presidente de EE.UU. Donald) Trump que no pierda su tiempo”, ha dicho la ministra de asuntos judiciales del régimen israelí, Ayelet Shaked.

 

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, ha rechazado en múltiples ocasiones el supuesto “acuerdo del siglo” de Trump, tachándolo de “bofetada del siglo” y atribuyéndole el propósito de destruir el proyecto nacional palestino, en colaboración entre EE.UU. e Israel.

Según distintos informes, el controvertido plan incluye, entre otras medidas proisraelíes, el rechazo del derecho al retorno a su tierra de los refugiados palestinos, expulsados de ella tras la instauración del régimen de ocupación israelí en 1948.

Las autoridades palestinas han dejado claro en varias ocasiones que, para la nación palestina, el Gobierno estadounidense ha quedado deslegitimado por su clara parcialidad para desempeñar un papel en el proceso palestino-israelí.

Los palestinos denuncian la decisión de Washington de reconocer Al-Quds como capital de Israel y trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Al-Quds. Condenan además el incumplimiento por EE.UU. de sus compromisos, al cortar los fondos que aportaba a a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA, por sus siglas en inglés).

mnz/mla/ask/mjs

Comentarios