• El ministro de Educación, Naftali Bennet, (izq.) y el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, 30 de agosto de 2016.
Publicada: lunes, 7 de mayo de 2018 10:08
Actualizada: lunes, 7 de mayo de 2018 12:32

En la primera reacción del régimen de Israel a la inminente victoria del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) y sus aliados en las elecciones parlamentarias, el ministro de educación israelí, Naftali Bennet, ha afirmado que ‘El Líbano es igual a Hezbolá’.

“Los resultados de las elecciones de El Líbano son los mismos cálculos que hemos tenido hace mucho tiempo. Hezbolá = Líbano”, ha escrito este lunes el ministro israelí a través de su cuenta en Twitter.

Naftali Bennet también ha anunciado que después de los resultados de las elecciones parlamentarias, las autoridades israelíes tendrán una postura política similar, tanto hacia el Gobierno de El Líbano, como hacia Hezbolá.

ha asegurado que el régimen de Tel Aviv “no diferenciará entre el Estado soberano de El Líbano y Hezbolá y verá a El Líbano como responsable de cualquier acción dentro de su territorio”.

Las afirmaciones de Bennet se han producido al mismo tiempo que según los resultados provisionales anunciados por los medios libaneses, Hezbolá y sus aliados políticos han obtenido más de la mitad de los escaños en el nuevo Parlamento libanés.

Los  resultados de las elecciones de El Líbano son los mismos cálculos que hemos tenido hace mucho tiempo. Hezbolá = Líbano”, ha afirmado el ministro de educación del régimen de Israel, Naftali Bennet.


Durante los últimos meses, Israel junto con Arabia Saudí intentaron debilitar y crear discordia entre la población libanesa con el objetivo de que el Hezbolá, no pudiera tener éxito en los comicios celebrados ayer domingo.

Unos 3.746.483 libaneses habían sido convocados a sufragar en las primeras legislativas de su país desde 2009, en unos comicios de los que se espera fortalezcan la posición de Hezbolá.

Distintos observadores señalan también la probabilidad de que el Movimiento Futuro del primer ministro Saad Hariri pierda posiciones en la cámara, pero igualmente es previsible, por el peculiar sistema político del país árabe, que Hariri permanezca en el cargo.

snz/ktg/mjs

Comentarios