• --
Publicada: jueves, 29 de noviembre de 2012 22:25
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 14:56

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas ha votado este jueves a favor de elevar el estatus de Palestina de “entidad observadora" al rango de Estado no miembro de la ONU. En una votación directa en el pleno de la Asamblea General de esa entidad, la resolución impulsada por el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, contó con 138 votos a favor, 9 en contra, entre ellos EE.UU. y el régimen de Israel, y 41 abstenciones. “Creo que los palestinos tienen su legítimo derecho a tener su propio Estado independiente…”, ha expresado el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, después de la votación, quien había pedido ese mismo día a los miembros de esta entidad internacional una reacción apropiada ante histórica votación en la Asamblea General sobre la solicitud de Palestina. Minutos antes de dicha votación, Abás ofreció un discurso en el seno de la ONU, en el que ha subrayado: “Palestina viene hoy ante la Asamblea General porque cree en la paz y porque su pueblo, como se ha probado en los últimos días, lo necesita desesperadamente”. Además ha lamentado las amenazas del régimen de Israel en respuesta a la “iniciativa pacífica, política y diplomática” para ser un Estado observador no miembro de la ONU. El primer ministro del régimen israelí, Benyamin Netanyahu, ha criticado este mismo día los intentos de los palestinos ante las Naciones Unidas y ha declarado que ese régimen no apoyará en absoluto la solicitud de Palestina. Al restar importancia a las decisiones de esa entidad internacional al respecto, Netanyahu ha alegado: “la votación de la ONU no adelantará la creación de un Estado palestino, la alejará”. El pasado 26 de noviembre, Abás presentó ante la Asamblea General de la ONU un borrador de resolución en la que Palestina pide pasar de “entidad observadora” a “Estado observador” no miembro. En septiembre de 2011, el presidente de la ANP peticionó a la Asamblea General de las Naciones Unidas, el reconocimiento de un Estado palestino independiente dentro de sus fronteras previas a 1967, con su capital en Jerusalén Este (Al-Quds), sin embargo, dicha iniciativa no fue aprobada debido al apoyo multilateral de Washington al régimen de Israel y las presiones que ejerció sobre las Naciones Unidas. Tras el reconocimiento de Palestina como Estado observador no miembro de las Naciones Unidas, el pueblo palestino estalló en júbilo y alegría. En sí esta jornada tan trascendental ha sido un poema a la reivindicación del ser humano en su lucha por la paz y la justicia, no representa únicamente un acontecimiento que posiblemente cambie la historia de Palestina es, también, relevante para la región y para el mundo. ha/cl/hnb
Comentarios