Publicada: sábado, 15 de junio de 2024 17:48
Actualizada: lunes, 17 de junio de 2024 22:01

Seis candidatos se postulan para la presidencia de Irán con diversos antecedentes, hojas de ruta y estrategias y con contribuciones notables a la Defensa Sagrada de Irán.

Po: Alireza Akbari

Una de esas figuras es el presidente del Parlamento, Mohamad Baqer Qalibaf, uno de los favoritos en las encuestas de opinión realizadas en los últimos días, que se unió al servicio nacional a la temprana edad de 18 años.

Ascendiendo de rango, Qalibaf asumió el mando de la Brigada Imam Reza en 1982 durante la guerra que el exrégimen baasista iraquí, respaldado por países occidentales, impuso a la República Islámica.

Posteriormente, se convirtió en el comandante en jefe de la División Nasr de 1983 a 1984.

En julio de 1988, poco antes de que terminara la guerra de ocho años, asumió el cargo de director gerente del Cuartel Central de Jatam al-Anbia, una entidad de ingeniería supervisada por el Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI).

En los años siguientes, el ascenso de Qalibaf continuó y, en octubre de 1997, se convirtió en comandante de la Fuerza Aérea del CGRI por orden del Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

Otro contendiente en las próximas elecciones, Said Yalili, ex negociador nuclear y jefe del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, también sirvió activamente durante la guerra impuesta.

Sirviendo en las filas de la 21.ª Brigada Imam Reza, Yalili llevó las cicatrices de la batalla y sufrió graves heridas durante la Operación Karbala 5 en 1986, que resultó en la amputación de su pierna derecha.

Luego asumió importantes funciones políticas, diplomáticas y de seguridad después de la guerra. Actualmente, se desempeña como miembro del Consejo de Discernimiento de Conveniencia, designado por el Líder.

Masud Pezeshkian, un veterano parlamentario que alguna vez ocupó el cargo de vicepresidente del parlamento, también participó activamente en la Sagrada Defensa del país como médico.

Con experiencia en medicina, Pezeshkian supervisó el despliegue de estudiantes de medicina en el frente durante la guerra, asumiendo simultáneamente los roles de combatiente y sanador.

Asimismo, Alireza Zakani, alcalde de Teherán y exlegislador, también respondió al llamado durante la guerra impuesta, ofreciendo sus servicios voluntariamente en el campo de batalla durante cinco años.

Participó activamente en operaciones de guerra irregular dentro del cuartel general de las Divisiones Mohamad Rasulolah y Seyed al-Shohada y también llevó a cabo misiones en unidades de sabotaje.

Mostafa Purmohamadi, exministro del Interior y Justicia, compartió recientemente sus experiencias de la era de la Defensa Sagrada.

Relató un evento crítico hacia el final de la guerra, donde el grupo terrorista Muyahedín Jalq (MKO, por sus siglas en inglés) orquestó un complot atroz destinado a perpetrar una masacre masiva de iraníes y capturar individuos.

En respuesta, los soldados voluntarios de la República Islámica aplastaron decisivamente el nefasto complot.

El 26 de julio de 1988, el MKO, un aliado clave del régimen baasista iraquí, lanzó un ataque destinado a desestabilizar y derrocar a la República Islámica.

En una respuesta rápida y decisiva, la contraofensiva militar de Irán, denominada Operación Mersad, asestó un golpe significativo a las fuerzas del MKO y provocó más de 4800 bajas entre sus filas.

Amir Hosein Qazizade Hashemi, exlegislador y director de la Fundación para Asuntos de Mártires y Veteranos, ha contribuido significativamente al bienestar de las familias de los mártires y veteranos iraníes.

Bajo su liderazgo, la fundación brinda asistencia financiera en forma de préstamos a veteranos discapacitados y a las familias de mártires, ofreciendo apoyo a quienes lo dieron todo por Irán.

Durante la era de la Defensa Sagrada, era un joven estudiante que participó activamente en actividades relacionadas con la guerra.

Ya sea como comandantes, soldados o médicos, todos estos candidatos han demostrado una dedicación inquebrantable y altruismo en su compromiso de salvaguardar la nación y defender sus ideales, personificando el espíritu de sacrificio y servicio para la República Islámica de Irán.


Texto recogido del artículo en inglés, publicado en Press TV