• El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, junto a su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, 29 de septiembre de 2018. (Foto: AFP).
Publicada: domingo, 30 de septiembre de 2018 7:31

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, calificó el sábado el proyecto de sanciones de EE.UU. contra su gobierno, como una política “injerencista y dañina”.

“Yo le digo a los congresistas y senadores norteamericanos que están votando a favor de esa ley injerencista que lo que hacen es simplemente hacerle daño a la economía del país”, señaló Ortega.

El mandatario nicaragüense declaró, asimismo, que Estados Unidos sigue con una política irrespetuosa de las leyes internacionales la cual también es dañina para la economía del país centroamericano.

El comité de relaciones del Senado de Estados Unidos aprobó el miércoles adherir a la Nica-Act, la iniciativa que propone condicionar los préstamos internacionales a Nicaragua, que contempla sanciones económicas y migratorias a funcionarios y allegados al gobierno nicaragüense.

“Quieren con esta ley afectar a Nicaragua porque piensan que con esa ley el pueblo nicaragüense va a correr a ponerse de rodillas, y no se dan cuenta que este es un pueblo que ni se vende ni se rinde (…) Deberían reflexionar un poco los congresistas y senadores norteamericanos (…) Deben entender que ese no es el camino y que con acciones de ese tipo jamás se van a ganar el respeto del pueblo de Nicaragua”, manifestó el presidente Ortega.

Yo le digo a los congresistas y senadores norteamericanos que están votando a favor de esa ley injerencista que lo que hacen es simplemente hacerle daño a la economía del país”, señaló el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, durante su discurso a la nación nicaragüense.

 

A mediados de abril comenzaron manifestaciones y protestas contra el Gobierno sandinista por unas reformas al Sistema de Seguridad Social. A pesar de que finalmente las enmiendas fueron retiradas, las marchas continuaron y se tornaron cada vez más violentas, lo que causó la muerte de casi 200 personas.

Dos meses después, en junio el senado de Estados Unidos exhortó al presidente Donald Trump a que impusiera sanciones contra las autoridades del Gobierno de Ortega por supuestas vinculaciones con la “corrupción y la violación de los derechos humanos”.

El líder sandinista ha argumentado anteriormente que existe una “conspiración” impulsada por grupos opositores a su mandato apoyados por Estados Unidos y el narcotráfico

fmd/lvs/msf

Comentarios