• El primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, ofrece un discurso en un evento en Kuala Lumpur (capital), 12 de diciembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 16 de diciembre de 2018 18:45

Malasia denuncia que Australia no tiene derecho a reconocer la parte occidental de la ciudad de Al-Quds (Jerusalén) como la capital del régimen de Israel.

El primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, ha reprobado este domingo la decisión tomada por el Gobierno australiano sobre la ciudad santa y ha hecho hincapié en la necesidad de mantener el status quo de Al-Quds.

“Al-Quds debería permanecer como está ahora y no ser la capital de Israel”, ha subrayado Mohamad en declaraciones a la agencia británica de noticias Reutersal margen de un evento en Bangkok, capital de Tailandia.

Conforme al premier malayo, “Al-Quds siempre ha pertenecido a Palestina, entonces ¿por qué están tomando la iniciativa de dividir a una ciudad que no les pertenece? No tienen derecho” a hacerlo, ha agregado.

Al-Quds debería permanecer como está ahora y no ser la capital de Israel (...) Al-Quds siempre ha pertenecido a Palestina, entonces ¿por qué están tomando la iniciativa de dividir a una ciudad que no les pertenece? No tienen derecho”, denuncia el primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, en rechazo a la decisión de Australia de reconocer a Al-Quds como la capital de Israel.

 

Este mismo domingo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Malasia ha emitido una declaración en la que se hace eco de la postura adoptada por el primer ministro con respecto a la decisión de Australia, que ha provocado la ira de Palestina.

“Malasia se opone fuertemente a la decisión del Gobierno de Australia de reconocer Al-Quds occidental como la capital de Israel”, se lee en el comunicado de la Cancillería malaya, que considera la medida una “humillación” para los palestinos y su derecho a la autodeterminación.

La decisión de Canberra sobre Al-Quds sigue la línea del Gobierno de Estados Unidos, presidido por Donald Trump, que en diciembre de 2017 anunció la misma medida y el traslado de su embajada de Tel Aviv a Al-Quds. La iniciativa generó duras críticas, tanto de los palestinos como de organizaciones internacionales.

Palestina ha condenado el “anuncio irresponsable” del Gobierno australiano. También ha criticado, en duros términos, las políticas hostiles de la actual Administración australiana, pues se niega a reconocer a Palestina como un Estado, vota en los foros internacionales contra el derecho de los palestinos a la autodeterminación y continúa negociando con los asentamientos ilegales israelíes.

ftn/anz/hnb/rba

Comentarios