• Los grupos extremistas hindúes realizan ataques sistemáticos contra edificios y mezquitas musulmanas en el estado norteño de Tripura.
Publicada: jueves, 28 de octubre de 2021 1:29

Extremistas hindúes, proximos al partido del premier indio, Narendra Modi, siguen atacando a mezquitas en el estado norteño de Tripura.

Las fuerzas de seguridad indias reclamaron supuestamente la protección de las mezquitas el miércoles después de que grupos de derecha atacaran a instalaciones religiosas musulmanas en la parte norte del país.

Las autoridades indias han prohibido la reunión de más de cuatro personas en las zonas más tensas del norte del estado de Tripura, y la policía ha advertido contra la publicación de "mensajes provocativos" en las redes sociales.

Tripura, uno de los veintinueve estados que, junto con los siete territorios de la Unión, forman la República de la India, es de mayoría musulmana y comparte frontera con Bangladés donde recientemente han estallado disturbios por profanación hacia el Corán, libro sagrado de los musulmanes, durante los festivales hindúes y se han extendido a 12 áreas en Bangladés.

La India ha expresado su preocupación por los ataques y los disturbios que tuvieron lugar en Tripura al margen de la reunión de cientos de seguidores del grupo parroquial hindú de derecha Vishwa. Se dice que al menos cuatro mezquitas han sido destruidas y numerosas tiendas y casas pertenecientes a musulmanes saqueadas en la zona.

Tripura está dirigido por Bharatiya Janata Party (BJP) o Partido Popular Indio en español, el partido del primer ministro Narendra Modi. Los líderes de la comunidad minoritaria musulmana de la India dicen que han sido objeto de ataques cada vez mayores desde que el Partido Nacionalista Hindú llegó al poder en 2014.

 

Según informes de los medios locales, los grupos extremistas hindúes Hindutva RSS, VHP y Bajrang Dal llevaron a cabo los ataques durante las protestas en represalia por la violencia en Bangladés. Las fotos y los videos compartidos en las redes sociales muestran a multitudes violentas que llevan espadas gritando consignas antimusulmanas.

Conforme a los medios indios, el viernes por la noche las mezquitas de Krishnagar, Dharmanagar, Panisagar y Chandrapur fueron vandalizadas por jóvenes mafiosos pertenecientes a grupos extremistas hindúes.

En Kailashahar, una ciudad cercana a la capital de Tripura, Agartala, una multitud que rodeaba la mezquita gritó consignas antiislámicas y izó una bandera de color azafrán.

El ataque a la casa de un abogado musulmán en Dharmanagar, en el distrito de North Tripura, fue condenado enérgicamente por la comunidad islámica del estado.En la misma localidad, grupos hindúes han colocado una bandera color azafrán frente a la casa de Abdul Mannan, un importante empresario de la región. Según la población musulmana local, los ataques antiislámicos han sido bien planificados.

Jamiat Ulama, un partido islámico de la región, envió una delegación a la oficina del primer ministro Biplab Kumar Deb y denunció los violentos ataques a varias mezquitas y hogares de la minoría islámica durante los últimos tres días.

Al buscar la intervención del primer ministro y del director general de la policía de Tripura, el presidente de Jamiat Ulama, Tayebur Rahman, dijo que creía que varios criminales estaban tratando de perturbar la paz y la concordia en Tripura.

La violencia se desató en La India en medio de las protestas generalizadas por una ley de ciudadanía que el Gobierno de Narendra Modi introdujo en diciembre de 2020, facilitando la adquisición de la nacionalidad a los refugiados de Afganistán, Paquistán y Bangladés, si no son musulmanes. Los analistas denuncian que la ley impulsa la limpieza étnica musulmana.

La discriminación sistemática del Gobierno indio contra minorías religiosas, sobre todo musulmanes, ha sido objeto de denuncias de las organizaciones pro derechos humanos que insisten en que La Inidia no solo no ha logrado proteger a los musulmanes y otras minorías de los ataques de grupos extremistas, sino que proporciona patrocinio político y encubrimiento del fanatismo.

mep/mkh