• Fuerzas populares iraquíes anuncian haber sido objeto de ataques
Publicada: lunes, 26 de julio de 2021 22:42

Las fuerzas populares iraquíes informan del estallido de un depósito de armas en uno de sus campamentos en Nayaf, tras haber sido atacado por drones enemigos.

El comando de la División Imam Ali (la paz sea con él), la segunda brigada de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), ha anunciado este lunes que “un dron bombardeó uno de los depósitos de equipos en el campamento de Al-Deek a las 15:30, hora local, antes de volver a apuntar al mismo campamento a las 17:30”.

El comunicado ha agregado que hubo una operación de reconocimiento desde las primeras horas de este lunes, antes de apuntar al campamento mencionado, situado en la provincia de Nayaf (sur).

La división iraquí ha declarado que tres de sus fuerzas sufrieron heridas y fueron trasladadas a un hospital cercano.

El canal de Telegram de Saberin News ha indicado que el régimen de Israel ejecutó los ataques con drones, pero esta noticia no ha sido confirmada por fuentes oficiales iraquíes.

 

Respecto a la supuesta implicación estadounidense en esta redada, el coronel Wayne Marotto, un portavoz de la llamada coalición liderada por Estados Unidos en Irak, ha indicado en Twitter que esta coalición “no ha llevado a cabo ataques aéreos en Siria o Irak ni hoy ni ayer”.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, ordenó el 25 de febrero bombardear instalaciones de las Al-Hashad Al-Shabi en el este de Siria, cerca de la frontera con Irak, un ataque que favoreció al grupo terrorista Daesh, al que combaten las fuerzas populares iraquíes, tal como declaró el exsenador republicano por el estado de Virginia Richard Black.

Asimismo, los cazas estadounidenses bombardearon el 28 de junio las posiciones de estas fuerzas iraquíes en unas zonas limítrofes entre Siria e Irak, dejando tras de sí varios muertos y heridos, incluidos algunos civiles.

Las fuerzas populares Al-Hashad Al-Shabi han enfatizado repetidamente que no permitirán que las áreas fronterizas de Irak se conviertan en una puerta de entrada para los terroristas patrocinados por Estados Unidos e Israel.

tmv/ctl/hnb