• Un soldado del Ejército de EE.UU. patrulla una zona rural en la provincia de Al-Anbar, en Irak, 27 de enero de 2018. (Foto: AP)
Publicada: martes, 26 de enero de 2021 14:30

Un diputado iraquí advierte que EE.UU. intenta perturbar la seguridad de la región de Asia Occidental al apoyar el terrorismo para mantener su presencia en Irak.

En unas declaraciones ofrecidas este martes al diario local Baghdad Today, Karim Alawi, miembro del Comité de Seguridad y Defensa del Parlamento iraquí, ha avisado de la línea política a seguir por el nuevo presidente de EE.UU., Joe Biden, en cuanto a Irak, recordando que los terroristas de Daesh comenzaron sus actividades durante el anterior Gobierno demócrata de EE.UU.

“Daesh se activó durante las presidencias anterior y actual del Partido Demócrata [estadounidense]. La política de Washington es perturbar la seguridad y la estabilidad en Asia Occidental, especialmente en Irak”, ha indicado el parlamentario iraquí.

Alawi ha enfatizado que EE.UU. ha apoyado financieramente la mayoría de las operaciones terroristas en Irak y ha protegido a los líderes de la banda takfirí en muchas partes del país árabe.

Al respecto, ha señalado que hay áreas en Irak donde Daesh todavía está activo, mientras que Washington impide los vuelos militares sobre esas regiones.

Asimismo, ha destacado, el país norteamericano aún está dispuesto a “quemar” todo Irak a fin de tener un pretexto para prolongar su presencia militar en el país árabe.

 

Estos comentarios del legislador iraquí se producen después de que Daesh realizara el sábado un ataque terrorista en la provincia central de Salah al-Din, en el que cayeron mártires 11 fuerzas de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe).

De igual modo, el grupo terrorista llevó a cabo un doble atentado suicida en Bagdad (capital iraquí) el pasado jueves, que se saldó con 32 muertos y 110 heridos, conforme a fuentes oficiales.

Entretanto, diferentes políticos y expertos iraquíes acusan a EE.UU. de trasladar a los miembros de Daesh de Siria a Irak con el objetivo ulterior de desestabilizar el país árabe y justificar su presencia militar en suelo iraquí en momentos en los que el Parlamento iraquí exige la salida de las tropas estadounidenses del territorio del país árabe.

nkh/anz/rba