• Un avión de combate F-16 del Ejército iraquí en pleno vuelo.
Publicada: miércoles, 2 de diciembre de 2020 8:34

La Fuerza Aérea de Irak ha asestado otro golpe feroz a Daesh, destruyendo refugios clave de los terroristas en la provincia de Salah al-Din, en el norte del país.

Según ha reportado la Célula de Información de Seguridad de Irak en un comunicado, los aviones de combate F-15 del Ejército iraquí han lanzado, la madrugada de este miércoles (hora local), una operación aérea contra las posiciones secretas de Daesh entre las localidades de Al-Zawiya y Al-Moshek, en la provincia de Al-Salah al-Din.

La Aviación iraquí, que ha llevado a cabo esta ofensiva gracias a la información de inteligencia obtenida del Comando de Operaciones Conjuntas de Irak, ha logrado destruir los escondites de esta banda criminal y abatir a al menos 7 de sus elementos, precisa la nota.

Esta operación tuvo lugar en la misma región donde los elementos de Daesh realizaron el pasado 2 de diciembre un atentado terrorista, dejando al menos 11 muertos, nueve de ellos miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes.

Esta nueva ofensiva se produce en un momento en que el Ejército iraquí y las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) han intensificado sus ofensivas contra los núcleos de esta banda extremista en el país árabe debido al aumento de las actividades terroristas de Daesh.

 

Las fuerzas de seguridad iraquíes informaron ayer martes la detención de un importante líder terrorista, llamado ‘Abu Yihad’, quien actuaba en el batallón suicida de Daesh en la provincia norteña de Nínive.

En la misma jornada, las fuerzas de Al-Hashad Al-Shabi anunciaron el inicio de una operación a gran escala para perseguir a los restantes elementos de Daesh en la provincia de Al-Anbar y limpiar unas zonas de la presencia de los terroristas.

A pesar de que Irak anunció en diciembre de 2017 el fin de la lucha contra Daesh, remanentes de este grupo ultraviolento siguen operando en el territorio iraquí por medio de células durmientes.

Bagdad, no obstante, responsabiliza a EE.UU. del aumento de los ataques terroristas, debido al apoyo que brinda a los grupos extremistas para que provoquen el caos y justificar así la presencia “ilegal” de las tropas norteamericanas.

myd/ktg/mnz/mkh