• Vista general de un campo de gas en Irak.
Publicada: martes, 7 de mayo de 2019 17:41
Actualizada: martes, 7 de mayo de 2019 21:48

El Gobierno de Irak ha asegurado que no acatará las presiones de Estados Unidos para detener las importaciones de energía de Irán.

El ministro de Electricidad de Irak, Luai Jatib, indicó el lunes a los medios de comunicación iraquíes que Bagdad ignora las demandas de Washington para suspender las importaciones de gas y electricidad del vecino persa.

El pasado 22 de abril, el Gobierno norteamericano decidió poner fin a las exenciones que otorgaba a ocho países, entre ellos Irak, para importar libremente petróleo procedente de Irán, de modo que, a partir del pasado 2 de mayo, todos los Estados importadores de energía iraní tuvieron que someterse a las sanciones unilaterales de EE.UU.

“Irak ahora importa cerca de 1200 megavatios de electricidad desde Irán. También importa gas de Irán para producir otros 2800 megavatios de electricidad”, explicó el titular iraquí, sin detallar si los estadounidenses realizaron o no su demanda después del fin de las exenciones.

Irak ahora importa cerca de 1200 megavatios de electricidad desde Irán. También importa gas de Irán para producir otros 2800 megavatios de electricidad”, explicó el ministro de Electricidad de Irak, Luai Jatib.

 

Washington, tras abandonar el acuerdo nuclear de 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (entonces conformado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) en 2018, reimpuso sanciones unilaterales contra Teherán, pero en dos ocasiones tuvo que emitir exenciones para Irak con la finalidad de no generar mayor inestabilidad en el país árabe, cada vez más dependiente del gas y la electricidad iraníes para afrontar los apagones crónicos que registra.

El Gobierno estadounidense ha presionado en reiteradas ocasiones a Irak para que secunde sus políticas antiraníes, pero ha sido en vano, pues se ha topado con los fuertes lazos históricos que unen a Irán e Irak.

Irán, uno de los mayores productores y exportadores de crudo y gas del planeta, ha asegurado que frustrará los embargos de EE.UU. y que la retórica norteamericana no hará más que disparar el precio del petróleo a nivel mundial.

myd/anz/ask/rba