• El líder del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), Ibrahim al-Samarrai, alias Abu Bakr al-Bagdadi.
Publicada: lunes, 16 de enero de 2017 7:06
Actualizada: lunes, 16 de enero de 2017 10:47

La denominada coalición anti-EIIL cree que el líder del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) duerme aferrado a un chaleco bomba.

“Lo que hemos oído a través de los servicios de Inteligencia y de otras fuentes es que duerme con un chaleco bomba suicida, pero no sé si lo podemos verificar, así que ya veremos cómo funciona”, informó el domingo el portavoz de dicha coalición, el coronel John Dorrian.

El militar estadounidense, cuyo país lidera la llamada coalición, aseguró que el líder de Daesh, Ibrahim al-Samarrai, alias Abu Bakr al-Baghdadi, está escondido, porque sabe que si lo encuentran morirá, pero no aportó más detalles sobre su refugio.

Lo que hemos oído a través de los servicios de Inteligencia y de otras fuentes es que duerme con un chaleco bomba suicida, pero no sé si lo podemos verificar, así que ya veremos cómo funciona”, dijo el portavoz de la coalición anti-EIIL, el coronel John Dorrian.

Por su parte, el coronel Steven Warren, portavoz de las operaciones en Irak de la llamada coalición anti-EIIL, declaró en la misma jornada en una conferencia de prensa que deseaba que Al-Bagdadi viera la conferencia, que lo iban a matar.

 

“Al igual que encontramos a su mentor y lo matamos, al igual que encontramos al gran maestro del terrorismo Osama bin Laden (entonces líder de Al-Qaeda) y lo matamos, vamos a encontrar a Al-Bagdadi y él probará el sabor de la justicia”, afirmó Warren.

Según el castrense norteamericano, Al-Bagdadi “se enfrentará a la justicia un día”, o sufrirá el impacto de un misil o se verá a sí mismo en una oscura prisión en algún lugar del mundo. Él tampoco hizo referencia al posible lugar donde se encuentra el líder de la banda terrorista takfirí.

Mientras el EIIL sigue cometiendo crímenes que superan toda imaginación, los servicios de Inteligencia buscan desesperadamente a su líder, al extremo de que el Departamento de Estado de EE.UU. ha aumentado hace un mes la recompensa por toda información que conduzca a su detención de 10 a 25 millones de dólares estadounidenses.

En cuanto a su escondite, un alto comandante de las fuerzas populares iraquíes de Al-Hashad Al-Shabi (Movilización Popular), Jawad al-Tleibawi, informó ayer domingo de que, según informaciones preliminares de sus fuentes sobre el terreno, Abu Bakr al-Baghdadi se encuentra en algún lugar en Nínive (noroeste de Irak).

Además, el militar iraquí rechazó los rumores de que el líder del grupo terrorista haya huido de Irak, ya que, como explicó, las fuerzas de seguridad iraquíes tienen bajo su control la totalidad del este de Mosul (capital de Nínive) y los combatientes de Al-Hashad Al-Shabi han aislado el sector occidental de la urbe, imposibilitando todo acceso a territorio sirio.

zss/nii/msf