• Guatemala cierra el 2017 con una desaceleración económica
Publicada: jueves, 21 de diciembre de 2017 7:45

Guatemala cierra el 2017 con un estancamiento macroeconómico que los empresarios aducen a una polarización política.

La actividad económica decreció en 2017 de acuerdo a un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), de los factores que influyeron drásticamente fueron las decisiones de la Corte de Constitucionalidad (CC) de Guatemala que ordenó el cierre de minas e hidroeléctricas porque no se cumplieron con los procedimientos establecidos en convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), lo que generó incertidumbre para los inversionistas asegura el sector empresarial.

A raíz de la desaceleración del crecimiento económico el sector empresarial organizado se opuso rotundamente al aumento del salario mínimo que hasta ahora se establece en un promedio de 390 dólares al mes, al que se le sumaría un aumento del 4.5 %, de acuerdo a un excandidato a la presidencia es precisamente el aumento al salario mínimo lo que dinamizaría la economía del país.

Guatemala cierra un año muy convulso en temas políticos y judiciales que alcanzaron a grandes empresarios quienes han sido capturados por evasiones millonarias de impuestos, falsificación de documentos y sobornos por obra pública, lo que ha enviado un mensaje directo a quien continúe con esas prácticas corruptas.

Las fuentes de empleo tampoco han crecido significativamente, tan solo dos de cada 10 guatemaltecos se desempeña en el mercado laboral formal, mientras los que no logran encontrar una fuente de trabajo migran hacia Estados Unidos.

El crecimiento macroeconómico del país depende en gran medida del dinero que envían los connacionales desde Estados Unidos, el 2017 cerrará con cifras que superan los 8 mil millones de dólares en concepto de remesas.

Miguel Salay, Ciudad de Guatemala.

mhn/tas