• El astro argentino Leo Mess, durante un partido disputado con su todavía equipo, el FC Barcelona.
Publicada: jueves, 27 de agosto de 2020 1:22

La marcha de Messi del FC Barcelona no solo afectará al equipo catalán, sino que la Hacienda de España dejaría de percibir €50 millones anuales del argentino.

La marcha de Leo Messi del FC Barcelona parece estar cada vez más cerca de hacerse realidad para poner fin así a 15 años del mejor fútbol que ha visto nunca el Camp Nou. Un impacto deportivo sin precedentes y del que el Barça tendrá que ver cómo se recompone y quién pasa a ser el nuevo líder del equipo. 

También está el aspecto económico, como apunta la comunidad de profesionales del deporte, 2Playbook, que en su cuenta de Twitter expone las consecuencias en patrocinios que acarreará al Barça para renegociar sus contratos sin la figura de Messi, así como los predecibles problemas de promoción comercial y demás.

Sin embargo, no solo traerá consecuencias sobre el club, sino también para un país como España, que pierde los 50 millones de euros anuales que el argentino tributa año tras año. Así lo asegura el economista José María Gay de Liébana, tachando de un trato de “delincuente” que le ha dado la Hacienda española a Messi.

“Influye mucho el trato fiscal recibido por Messi y por Cristiano, que han sido tratados como delincuentes. Este es un poco el por qué estos futbolistas se van de España, además de tener en cuenta las sanciones y las actas que les incoaron”, explica sobre la reciente fuga de estrellas de España en declaraciones a Servimedia.

Recordemos que en la franja que corresponde a la mayoría de los futbolistas, han de contribuir al Estado con la mitad de su salario bruto.

 

“Será un dinero que se deje de recaudar en España que habrá que restar a la notable mengua de ingresos que tenemos debido a la pandemia [del nuevo coronavirus]”, añade Gay de Liébana.

El economista y profesor de Economía Financiera de la Universidad de Barcelona enfatizó las ventajas que tienen otras ligas, como la Serie A italiana o la Premier League inglesa, donde “pagará muchos menos impuestos”, para influir en las decisiones de los futbolistas. 

Un caso como el que explica Gay de Liébana fue el de Cristiano Ronaldo, que al no recibir el sueldo que quería del Real Madrid, fichó por la Juventus, que le podía ofrecer un mejor sueldo al portugués gracias a la permisividad fiscal del país

Del mismo modo, recuerda también que La Liga se verá enormemente afectada por la pérdida de valor que le supone. “A nivel de negociar derechos televisivos, por ejemplo, se van a encontrar con este problema, debido a que no hay grandes caramelos futbolísticos ni superestrellas”.

De ese modo, la salida de Messi, la más que probable de Luis Suárez y de Cristiano Ronaldo en 2018, tendrán una incidencia en la recaudación fiscal superior a los 100 millones de euros anuales: 50 del argentino, 40 del portugués y 15 del uruguayo.

krd/anz/mkh