• Avram Glazer (centro), uno de los propietarios del club británico Manchester United.
Publicada: domingo, 21 de octubre de 2018 10:24

Uno de los propietarios del Manchester United rechaza entrar en diálogos para vender el club a Arabia Saudí por el escándalo del asesinato de Jamal Khashoggi.

Avram Glazer canceló el viernes un viaje programado a Arabia Saudí en medio del revuelo internacional surgido por el asesinato de Khashoggi —columnista del diario estadounidense Washington Post— en el consulado saudí en la ciudad turca de Estambul, informó el sábado la cadena británica BBC.

Conforme al medio británico, Glazer de este modo ha tratado de evitar estar en titulares por sus nexos con Riad, después de rumores de que un miembro de la realeza de Oriente Medio quiere hacerse con uno de los clubes más míticos de Inglaterra.

Glazer tenía previsto participar este martes en la conferencia Iniciativa de Inversión Futura de Riad, mediante la cual, Arabia Saudí busca atraer inversión extranjera a otros sectores de su economía, más que los tradicionales gas y petróleo.

En actualidad, un gran número de medios de comunicación, reporteros e inversionistas han anunciado que no van a participar en la gran conferencia prevista para finales de este mes de octubre —del 23 al 25— en Riad, debido al caso del periodista saudí.

 

Anteriormente el diario británico The Sun reveló que el príncipe heredero saudí, Muhamad Bin Salman, podría sostener una reunión con Glazer para analizar los detalles de la posible compra de sus acciones del Manchester United.

Últimamente, Bin Salman ha estado en el foco del huracán por su presunto vínculo con el asesinato de Khashoggi ocurrido el día 2 de este mes.

En principio, Riad dijo desconocer el destino del periodista, pero la enorme presión internacional lo obligó el sábado a dar una nueva versión: el crítico de los Al Saud perdió la vida como consecuencia de una “pelea” en la sede consular saudí en Estambul (Turquía). Sin embargo, investigaciones de las autoridades turcas afirman que esta muerte fue ordenada desde altas esferas de la monarquía árabe.

Bin Salman está pagando un alto costo por el caso Khashoggi, e incluso, su padre, el rey Salman bin Abdulaziz Al Saud está reconsiderando los poderes del heredero del trono saudí, de acuerdo con la agencia británica Reuters que citan fuentes saudíes.

tqi/ncl/mnz/msf

Comentarios