• El presidente ruso, Vladimir Putin, sostiene la copa del mundo en la ceremonia de inauguración del Mundial de Rusia 2018 en el estadio Luzhniki de Moscú.
Publicada: sábado, 7 de julio de 2018 9:49
Actualizada: sábado, 7 de julio de 2018 10:23

El técnico de la selección de fútbol rusa, Stanislav Cherchesov, reveló que el combinado ha recibido muestras de apoyo por parte del presidente Vladimir Putin.

“Vladimir Putin me ha estado llamando. Lo hizo antes del partido contra España y después”, admitió el viernes el técnico, en una rueda de prensa previa al partido de cuartos de final de Rusia ante Croacia, que se disputará este sábado en el Estadio Olímpico de Sochi.

El seleccionador ruso aseveró que el apoyo del presidente del país es agradable ya que minutos antes de que se disputara la tanda de penaltis frente a la selección española, Putin se interesó por el equipo y llamó a la selección. 

“Claro que cuando el presidente te da su apoyo eso nos da confianza y los jugadores lo sienten, es una motivación extra para nosotros”, añadió Cherchesov.

Además, aclaró que en ningún momento Putin lo había presionado para obtener un buen resultado en cuartos de final, puesto que este equipo “ya había conseguido lo imposible: superar la fase de grupos”, sostuvo.

Vladimir Putin (presidente de Rusia) me ha estado llamando. Lo hizo antes del partido contra España y después”, afirmó el entrenador de la selección nacional de fútbol rusa, Stanislav Cherchesov, en alusión al apoyo recibido por parte del jefe de Estado. 

 

El combinado ruso a pesar de llegar a su cita mundialista como la selección con peor ranking de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA), y tras ocho meses sin ganar, los anfitriones sorprendieron con su rápido despegue en el torneo, donde golearon a Arabia Saudí en el estreno (5-0), vencieron con comodidad a Egipto (3-1) y solo cayeron ante Uruguay (3-0).

Su mayor gesta llegaría, sin embargo, en los octavos de final cuando superaron en los penales a la poderosa España (1-1, 4-3), con una gran actuación del arquero Igor Akinfeev, que detuvo dos lanzamientos para el delirio del estadio Luzhniki de Moscú.

krd/ktg/hnb