• El principal tratamiento para los pacientes en fase crítica del COVID-19 son los respiradores.
Publicada: sábado, 4 de abril de 2020 17:03
Actualizada: sábado, 4 de abril de 2020 21:45

En un acto de protesta, los enfermeros franceses se desnudan para mostrar su vulnerabilidad ante el COVID-19 por la escasez de equipo médico y de protección.

Esta manifestación silenciosa comenzó hace unos días, con docenas de enfermeras desnudándose para manifestar su protesta al Gobierno y mostrar que “les envían desnudos para luchar contra la pandemia de coronavirus (COVID-19)”.

Dufraigne-Laflechelle, una enfermera francesa, en una entrevista con la cadena rusa Russia Today (RT), declaró que el único equipo de protección que han recibido del Gobierno son unas anticuadas mascarillas, y aseguró que para poder dar tratamiento a los pacientes necesitan más que una mascarilla.

El Gobierno no nos escucha, ni a nosotros, ni a los hospitales”, dijo Dufraigne-Laflechelle, y lamentó que el sector de la salud del país haya estado en malas condiciones durante los últimos 15-20 años. (…) Un país poderoso como Francia no tiene suficiente capacidad para brindar cuidados intensivos”, declaró.

 

El viernes, Francia registró la cifra más alta desde el inicio de la pandemia: 588 muertes en solo 24 horas.  El director de Sanidad de Francia, Jérôme Salomon, describió la situación de “totalmente sin precedentes en la historia de la medicina francesa”.

Francia, donde el nuevo coronavirus se ha cobrado hasta el momento la vida de más de 6507 personas y se han registrado 82 165 casos de contagiados o posibles contagiados, parece poco preparada para controlar el COVID-19.

Según los datos, tres países de Europa: Italia, España y Francia lideran la lista de países con más muertes en el mundo por esta enfermedad.

mrz/mkh/nii/