• Manifestantes advierten a Macron: "no habrá tregua de Navidad"
Publicada: jueves, 12 de diciembre de 2019 11:10

Manifestantes franceses registran la 8.ª jornada de huelga contra el Gobierno de Macron y parece que seguirá el paro, ya que rechazan una “tregua de Navidad”.

Los indignados han salido este jueves a las calles, tras conocer los detalles de la reforma de pensiones que plantea implementar la Administración de Emmanuel Macron.

El miércoles, el primer ministro galo, Edouard Philippe, dio a conocer los detalles de la reforma en cuestión que, entre otros cambios, pretende acabar con los 42 regímenes especiales de jubilación e implementar un sistema único.  

LEER MÁS: “Francia está muy decidida a implementar reforma de pensiones”

Esta jornada, en varias ciudades de Francia, casi todo el servicio de transporte público ha dejado de funcionar y las unidades activas han estado abarrotadas. El centro de París (la capital) ha colapsado por la afluencia masiva de vehículos particulares y centenares de ciudadanos que intentaban llegar al trabajo a pie o en bicicleta.

LEER MÁS: Se manifiestan en Francia contra reforma de pensiones de Macron

La Confederación General del Trabajo (CGT), sindicato convocante del paro general, ha prometido prolongadas jornadas de huelga y ha asegurado que no aceptará una “tregua de Navidad”.

“La huelga continúa y lo sentimos porque no lo habíamos previsto de esta manera. Nos hemos dado cuenta de que el Gobierno no da su brazo a torcer y esto va a durar tiempo. No habrá tregua de Navidad salvo si el Gobierno entra en razón”, ha dicho el secretario general del sindicato CGT de los trabajadores ferroviarios, Laurent Brun.

Ayer, el premier galo anunció que la edad mínima para jubilarse será de 62 años, aunque la edad de referencia para recibir una pensión plena se establecerá a partir de 2025 en los 64 años, con un sistema de incentivos y penalizaciones que premie la permanencia en el mercado de trabajo.

Al respecto, Laurent Berger, el secretario general de la Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT), ha advertido de que el Gobierno de Macron ha cruzado la línea roja al fijar los 64 años como la edad para disfrutar todos los beneficios.

Estos paros se suman a las protestas del movimiento “chalecos amarillos” que protagonizan ciudadanos franceses cada semana, desde el 17 de noviembre de 2018, en defensa del poder adquisitivo y contra la subida de los precios.

tqi/ncl/msm/hnb

Comentarios