• Integrantes del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en Siria.
Publicada: martes, 8 de septiembre de 2015 6:33
Actualizada: martes, 8 de septiembre de 2015 10:28

El grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) ha enviado a Europa a más de 4000 de sus miembros disfrazados de refugiados sirios, revela un integrantes de la banda.

"Ellos van como refugiados", están siguiendo la ruta tomada por los inmigrantes, cruzan la frontera de Turquía y luego viajan en barcos a Europa, indicó un miembro de Daesh en condición de anonimato, citado el lunes por el diario británico Sunday Express.

Ellos van como refugiados (...) es nuestro sueño que debe haber un califato no solo en Siria, sino en todo el mundo", señala este miembro de Daesh.

La fuente explicó que desde las ciudades portuarias turcas como Izmir (oeste) y Mersin (sur), los terroristas escondidos entre miles de refugiados cruzan el Mediterráneo para llegar a Italia.

También declaró que se trata del comienzo de un plan más grande para llevar a cabo ataques y atentados terroristas en los países occidentales.

"Es nuestro sueño que debe haber un califato no solo en Siria, sino en todo el mundo", agregó.

El jefe del Servicio Federal de Inteligencia alemán (BND, por sus siglas en alemán), Gerhard Schindler.

 

Por su parte, el jefe del Servicio Federal de Inteligencia alemán (BND, por sus siglas en alemán), Gerhard Schindler, durante una entrevista con el diario alemán BILD, no ha descartado la posibilidad de que los terroristas se aprovechen de la crisis de los refugiados para infiltrarse en Europa.

Mientras tanto, la supuesta presencia de terroristas entre los solicitantes de asilo provenientes de Oriente Medio y África podría servir de un buen pretexto para los países europeos que se han mostrado reacios a recibir a los refugiados.

El lunes, el ministro del Interior de España, Jorge Fernández Díaz, se mostró preocupado por la eventual infiltración de terroristas entre la “avalancha” de refugiados que buscan asilo en los países europeos.

Un solicitante de asilo sostiene a su hijo mientras habla con oficiales húngaros en Roszke, en su intento de ir hacia la frontera con Serbia.

 

De acuerdo con los últimos balances proporcionados por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), 366.402 personas han llegado este año a Europa por el Mediterráneo y otras 2800 han perdido la vida en su riesgoso viaje.

rba/rha/kaa

Comentarios