• La jefa de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, habla ante el Parlamento Europeo, Bruselas, 12 de junio de 2018.
Publicada: miércoles, 13 de junio de 2018 1:04
Actualizada: miércoles, 13 de junio de 2018 2:08

La Unión Europea (UE) está buscando resolver los obstáculos bancarios y financieros para conservar el acuerdo nuclear con Irán, frágil tras la retirada de EE.UU.

La jefa de Política Exterior del bloque europeo, Federica Mogherini, dijo el martes que actualmente el principal desafío para preservar el acuerdo firmado en 2015 —se le conoce como JCPOA (siglas en inglés de Plan Integral de Acción Conjunta), es encontrar soluciones para los bancos y finanzas, porque el comercio y la inversión legítimos en Irán necesitan socios bancarios y modelos financieros que funcionen.

“Estos problemas se abordan en intensas y diarias consultas de expertos que tienen lugar aquí en Bruselas e incluso en Teherán, como la de la semana pasada, pero también a nivel político”, explicó Mogherini en una sesión plenaria del Parlamento Europeo.

El hecho de que las partes restantes del acuerdo nuclear de Irán estén ansiosas por preservarlo como parte de sus estratégicos intereses económicos y de seguridad debería convertirse en un incentivo para que Teherán siga cumpliendo con lo acordado en el JCPOA, agregó la jefa de Política Exterior de la UE.

Estos problemas (bancarios) se abordan en intensas y diarias consultas de expertos que tienen lugar aquí en Bruselas e incluso en Teherán, como la de la semana pasada, pero también a nivel político”, insiste la jefa de Política Exterior de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini.

 

En mayo, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció la retirada de Washington del acuerdo nuclear iraní y la reimposición de las sanciones de Estados Unidos contra Irán. Las partes restantes del acuerdo, China, Francia, Rusia, el Reino Unido y la Unión Europea, más Alemania, manifestaron su compromiso con la preservación del acuerdo.

A principios de junio, los líderes de la UE, incluida Mogherini, enviaron una carta a Washington en la que pedían a Estados Unidos que concediera exenciones a las principales empresas de la UE de las sanciones secundarias que se les impondrían por su cooperación con Irán como resultado de la retirada estadounidense del JCPOA.

Por su parte, las autoridades persas han fijado un “plazo limitado” a sus socios europeos para que presenten un paquete económico que garantice los intereses de Irán.

En este sentido, a principios del mes en curso el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, dio orden de “preparar de inmediato las medidas necesarias para alcanzar hasta 190 000 uts (unidades de trabajo de separación) (en el enriquecimiento de uranio), dentro de los límites del acuerdo nuclear”.

aaf/mjs/nii/

Comentarios