• Vista general de un asentamiento israelí en la Cisjordania ocupada.
Publicada: jueves, 31 de mayo de 2018 22:54
Actualizada: viernes, 1 de junio de 2018 4:50

La Unión Europea (UE) urge al régimen de Israel que cancele su plan para construir unas 2000 nuevas casas en asentamientos ilegales en la Cisjordania ocupada.

El bloque comunitario mediante un comunicado emitido este jueves ha censurado la decisión del régimen israelí para construir un total de 1958 nuevas viviendas de colonos en Cisjordania, territorios ocupados palestinos, mientras cataloga la medida de “ilegal” que socava la “ley internacional”.

Esta política del régimen de Tel Aviv así como todos los actos derivados de ella, como la demolición de las casas de los palestinos, expulsiones forzadas y confiscación de las viviendas es “ilegal de acuerdo con la ley internacional”, asevera el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), ente diplomático de la UE, en la nota.

El SEAE ha arremetido, en concreto, contra el plan del régimen de ocupación para demoler casas de los palestinos en la aldea beduino-palestina de Jan al-Ahmar, situada en el este de Cisjordania, para luego construir allí nuevas viviendas ilegales, y ha urgido a las autoridades israelíes que renuncien a ese proyecto.

Construir nuevos asentamientos para los israelíes mientras se derriban las casas de los palestinos en la misma área solo llevará a una realidad de un solo Estado con desigualdad de derechos ocupación perpetua y conflicto”, condena la Unión Europea.

 

Jan al-Ahmar se encuentra a unos dos kilómetros al sur del gran asentamiento israelí de Ma'ale Adumim y, según las cifras actualizadas por la organización pro derechos humanos israelí B'Tselem, alberga a 32 familias que suman 173 personas, incluidos 92 niños y jóvenes.

“Construir nuevos asentamientos para los israelíes mientras se derriban las casas de los palestinos en la misma área solo llevará a una realidad de un solo Estado con desigualdad de derechos, ocupación perpetua y conflictos”, condena la Unión Europea.

La mayoría de los países y organizaciones internacionales consideran ilegales los asentamientos que Israel construye en los territorios ocupados desde la guerra de 1967.

No obstante, el régimen de Tel Aviv hace caso omiso a las denuncias de la comunidad internacional y sigue insistiendo en su plan expansionista en los territorios ocupados palestinos.

mnz/lvs/alg/rba

Comentarios