• Un avión se dispone a despegar del aeropuerto de Ben Gurion, Tel Aviv.
Publicada: miércoles, 31 de julio de 2019 13:43

Israel deniega la entrada del enviado de partido español PSOE a la Internacional Socialista, celebrada en Ramalá, por considerarlo una “amenaza”.

Se trata de Fouad Ahmad Assadi, un representante del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y técnico del Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC) sin cargo político, quien fue detenido en el aeropuerto de Ben Gurion y enviado de vuelta a España, según reportaron el martes medios locales.

Assadi, nacido en El Líbano de padres refugiados palestinos, llegó el domingo por la noche al mencionado aeropuerto, donde fue interrogado de inmediato y advertido de que no podía entrar “por motivos de seguridad” para el régimen de Tel Aviv.

En declaraciones al diario israelí Haaretz, el servicio de seguridad interna israelí (Shin Bet) confirmó que la entrada de Assadi a los territorios ocupados fue denegada “por motivos de seguridad” y agregó que ese mismo ha sido el motivo por el cual en otras dos ocasiones ha sido vetado su ingreso.

De acuerdo con Shin Bet, las autoridades israelíes interrogaron al político español y le comunicaron que existía preocupaciones de que su estancia podría poner en peligro la seguridad del régimen de Tel Aviv.

Por su parte, Assadi declaró al mismo medio que vive en España desde hace más de 40 años y que su deportación se debe a que ha viajado a Siria, donde tiene familia y negocios.

 

Cerca de un centenar personas de 25 países asistieron a la conferencia Internacional Socialista, que consta de dos reuniones, una el 30 de julio en la ciudad de Ramalá, sita en la Cisjordania ocupada, y la otra en Tel Aviv el día 31. 

Fuentes del PSOE consultadas por el portal español Europa Press indicaron que, debido a la actual tesitura política en España, el partido decidió enviar a la cita a un representante técnico y no político. Era el único representante de la formación socialista enviado a la conferencia de la Internacional Socialista, una organización que representa a los partidos socialdemócratas de todo el planeta.

En 2017, el régimen de ocupación israelí aprobó una polémica ley que permite la deportación y la denegación de la entrada a los partidarios del movimiento internacional Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) contra Israel.

LEER MÁS: Israel niega entrada a activista neerlandesa por fomentar boicot

LEER MÁS: Israel impide entrada de políticos de la UE por apoyo al boicot

La denegación a la entrada de un representante del PSOE a los territorios palestinos se produce al tiempo que Tel Aviv “está decepcionado” ante la designación del ministro español de Relaciones Exteriores en funciones, Joseph Borrell, al frente de la Diplomacia de la Unión Europea (UE), favorable al reconocimiento de un Estado palestino soberano.

mjs/ncl/rba