• El presidente catalán, Quim Torra, en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, en Barcelona, 24 de febrero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 12 de julio de 2019 17:12
Actualizada: viernes, 12 de julio de 2019 17:34

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) abre un juicio contra el presidente de la Generalitat por desobediencia en el caso de los lazos amarillos.

El TSJC “dicta apertura de juicio oral contra Quim Torra por un delito de desobediencia o, subsidiariamente, un delito de denegación de auxilio a la autoridad competente”, ha anunciado este viernes la máxima instancia judicial de esta región del noreste de España.

El juez Carlos Ramos ha enviado a juicio a Torra por no haber retirado a tiempo los lazos amarillos de la fachada del Palau (Palacio) de la Generalitat y de otros edificios oficiales, a pesar de las advertencias expresas de la Junta Electoral Central (JEC).

Torra resistió ante los reiterados requerimientos de la JEC para que retirase la simbología independentista de los edificios gubernamentales catalanes y no fue hasta el último momento —cuando los Mossos d'Esquadra (como se denomina a la policía de la referida región) estaban a punto de retirar las pancartas del Palau de la Generalitat— que el presidente accedió a sustituir la pancarta en defensa de la libertad de los políticos independentistas encarcelados.

LEER MÁS: Manifestaciones en Madrid contra detención de líderes catalanes

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) dicta apertura de juicio oral contra (el presidente catalán) Quim Torra por un delito de desobediencia o, subsidiariamente, un delito de denegación de auxilio a la autoridad competente”, ha anunciado la máxima instancia judicial de esta región del noreste de España.

El presidente independentista declaró el 15 de mayo pasado ante la máxima corte de la región autónoma por esta causa y en ese entonces admitió haber desobedecido.

La Fiscalía ha pedido esta semana la inhabilitación durante 20 meses de Torra para ejercer cargos públicos, lo que le dejaría fuera de la presidencia regional.

Desde el inicio del proceso independentista todos los presidentes de la Generalitat han sido citados para comparecer ante la justicia. Artur Mas fue inhabilitado por la consulta de 2014 y Carles Puigdemont se exilió en Bélgica ante su procesamiento por el referéndum de 2017. Ahora es el turno de Torra, quien afronta una posible suspensión por haber querido visualizar la existencia de presos políticos en España.

LEER MÁS: Puigdemont reitera que está en Bélgica por un ‘golpe de Estado’

El tema de la independencia de la región autonómica catalana del Estado de España ha creado serias polémicas desde que, tras el plebiscito de octubre de 2017, el govern declarara la independencia de Cataluña ese mismo mes y el Gobierno español, en reacción, aplicara el artículo 155 de la Constitución. Madrid ha amenazado con recurrir de nuevo a esta misma medida si la Generalitat “vuelve a la unilateralidad”.

mnz/anz/alg/rba

Comentarios