• Presidente catalán asume su cargo obviando la Carta Magna y el rey
Publicada: jueves, 17 de mayo de 2018 13:11
Actualizada: jueves, 17 de mayo de 2018 16:33

El independentista Quim Torra ha jurado este jueves el cargo de presidente del Gobierno de Cataluña sin hacer referencia alguna a la Constitución de España o al rey Felipe VI y se ha limitado a prometer “fidelidad al pueblo de Cataluña” en un acto al que el Gobierno ha rechazado asistir.

“Prometo cumplir lealmente con las obligaciones del cargo de president de la Generalitat (gobierno autonómico), en fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña, representado en el Parlament”, ha jurado Torra ante el secretario de la Generalitat, Víctor Cullel y el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent.

Aunque la justicia ha determinado que no hay una fórmula reglada para asumir el cargo, el expresidente Carles Puigdemont causó polémica en 2016 al prometer de forma similar su cargo, es decir, sin mencionar ni a la Carta Magna ni al rey de España y sin ninguna bandera española en el recinto.

Torra, que promete materializar la república de Cataluña, reconoce a Puigdemont como el presidente 'legítimo' y asegura jugar un papel de mero “custodio”. De hecho, justo después de lograr ser investido por el Parlamento regional, viajó a Berlín para reunirse con Puidemont, huido de la Justicia española.

El Gobierno central, que ha evitado que Puigdemont u otros candidatos independentistas fueran investidos para la presidencia catalana, ha querido reflejar su malestar con el formato del acto negándose a asistir. 

Prometo cumplir lealmente con las obligaciones del cargo de president de la Generalitat (gobierno autonómico), en fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña, representado en el Parlament”, ha jurado Quim Torra al asumir su cargo como presidente de Cataluña.

 

El Ejecutivo español, encargado de la Generalitat en virtud del artículo 155 de la Constitución, ha asegurado esta jornada que el modelo de acto por el que finalmente se ha optado “degrada la propia dignidad de la institución”.

Este artículo de la Carta Magna fue activado tras la intentona separatista del entonces Gobierno de Cataluña en octubre de 2017, presidido por Puigdemont, que fue disuelto en virtud del aludido artículo. Partidos no independentistas como Ciudadanos han pedido que el Gobierno mantenga y expanda su intervención.

Aunque Madrid no ha podido evitar la investidura de Torra, los medios locales han informado que la Fiscalía Especial ante Delitos de Odio y Discriminación estudia abrir diligencias por racismo y xenofobia contra Torra, por una serie de tuits y numerosos escritos y artículos difundidos por él en los últimos años contra catalanes que también se sienten españoles en Cataluña y el resto de España.

snr/ktg/ftm/hnb

Commentarios