• Instalaciones nucleares iraníes en Natanz, en la provincia central de Isfahán.
Publicada: lunes, 24 de agosto de 2020 7:33

La Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI) asegura que el incendio que se declaró en julio en su planta nuclear de Natanz fue causado por un “sabotaje”.

“Las pesquisas corroboran que el incidente fue causado por un sabotaje y lo que sí se sabe es que en Natanz se produjo una explosión”, dijo el domingo el portavoz de la OEAI, Behruz Kamalvandi, en una entrevista concedida a la cadena local Al-Alam.

El portavoz no mencionó a posibles responsables, pero aseguró que “las autoridades de seguridad revelarán a su debido tiempo la razón detrás de la explosión [en Natanz]”.

El 2 de julio se produjo un incendio en uno de los pabellones en construcción de la instalación nuclear de Natanz, un centro de enriquecimiento de uranio ubicado en la ciudad homónima en la provincia de Esfahan (centro).

Las autoridades iraníes aseguran que el incendio no ha afectado al enriquecimiento de uranio y que la planta nuclear de Natantz sigue activa.

 

Días después del incidente, el Gobierno iraní advirtió que, aunque era temprano para hablar sobre la causa de lo ocurrido en Natanz, los posibles elementos extranjeros involucrados no saldrían bien parados.

A mediados de julio, el jefe de la oficina de prensa de la misión iraní ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Alireza Miryusefi, denunció un artículo escrito por Eli Lake, columnista del portal estadounidense Bloomberg, titulado “El sabotaje en Irán es preferible a un acuerdo” con el país persa.

Lake, en su columna publicada el 13 de julio en Bloomberg, vinculó el incendio en Natanz con un acto de sabotaje israelí y consideró que ese tipo de medidas —incluido el asesinato de científicos nucleares iraníes— era una forma mejor de frustrar las supuestas “ambiciones nucleares” de la República Islámica.

Miryusefi advirtió en respuesta que cualquier sabotaje en los centros nucleares o infraestructuras de Irán podría provocar una escalada de dimensiones inimaginables.

“Elogiar el hórrido asesinato de científicos nucleares y alentar al sabotaje en las infraestructuras de Irán son actos inhumanos y bárbaros que promueven la violencia y el terrorismo. Tales medidas no hacen sino elevar la tensión y podrían provocar una gran escalada”, alertó el diplomático persa.

ftm/mrz/nii/