• El portavoz de la Secretaría del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Keyvan Josravi.
Publicada: viernes, 3 de julio de 2020 22:55
Actualizada: sábado, 4 de julio de 2020 0:39

Irán anuncia que la “causa principal” del incendio declarado en su planta nuclear de Natanz ha sido determinada y se anunciará en el momento pertinente.

Inmediatamente después de que el incendio ocurrió, los expertos barajaron diferentes hipótesis sobre el incidente en el centro nuclear de Natanz y ya han identificado su causa principal”, según ha indicado este viernes el portavoz de la Secretaría del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Keyvan Josravi.

El funcionario iraní, no obstante, ha resaltado que debido a ciertas consideraciones de seguridad”, la causa y la naturaleza del incidente se darán a conocer “en un momento oportuno”.

Las fuentes oficiales persas informaron el jueves de un incendio registrado en unos de los cobertizos en construcción de la instalación nuclear de Natanz, en el centro de Irán, pero aclararon que no había dejado víctimas mortales.

Josravi ha detallado que el daño material había sido “limitado”, para después rechazar todos los reportes infundados sobre la fuga de material nuclear en el citado complejo.

“No hay materiales nucleares en la escena y se descarta por completo cualquier fuga de material radiactivo tras el incidente”, ha manifestado Josravi en declaraciones recogidas por los medios de comunicación locales.

El portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Behruz Kamalvand, confirmó también el jueves el incendio en la planta nuclear de Natanz, sin embargo, enfatizó que no se produjeron daños en la instalación principal de enriquecimiento de uranio del complejo.

 

Por su parte, una fuente de seguridad iraní, citada por la cadena Press TV, ha asegurado que no hay pruebas que apunten a que el suceso haya sido un acto deliberado.

Natanz es un centro de enriquecimiento de uranio, ubicado en la ciudad del mismo nombre en la provincia de Esfahan, a unos 250 kilómetros al sur de la capital persa, Teherán.

Es uno de los sitios que está siendo monitoreado por la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), en virtud del acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1, integrado entonces por EE.UU., el Reino Unido, Rusia, China y Francia, más Alemania, antes de la salida unilateral del país norteamericano del pacto, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

Como signatario del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), las actividades nucleares de Irán son constantemente inspeccionadas por la AIEA, una entidad internacional que ha corroborado, en reiteradas ocasiones, el cumplimento de Teherán de lo estipulado en el pacto nuclear.

myd/ctl/rba