• Una sesión de votos del CSNU.
Publicada: lunes, 20 de julio de 2015 23:16

El secretario general de la ONU ha saludado la aprobación de la resolución 2231 en el Consejo de Seguridad y retirado el apoyo multilateral del ente internacional para facilitar la implementación de la mencionada resolución.

“La resolución 2231 es un paso para apoyar el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC) Irán-G5+1 y facilitar su ejecución para hacer posible que los demás países cumplan con sus compromisos conforme al mencionado acuerdo”, afirma Ban Ki-moon en un comunicado emitido este lunes.

La resolución 2231 es un paso para apoyar el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC) Irán-G5+1 y facilitar su ejecución para hacer posible que los demás países cumplan con sus compromisos conforme al mencionado acuerdo”, afirma Ban.

Esa misma jornada, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) aprobó por unanimidad la resolución 2231 mediante la cual quedarán eliminadas de una sola vez, las 6 resoluciones anteriores de la ONU que contenían las sanciones impuestas contra Irán.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

 

Por su parte, la responsable de Política Exterior de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, ha declarado que, gracias a la conclusión del PIAC alcanzado el pasado 14 de julio en Viena, capital de Austria, se pueden levantar las sanciones antiraníes.

“El acuerdo de Viena alcanzado con el apoyo de la Unión Europea en base al Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC), es un hecho histórico que cuando sea ejecutado será el punto final a los intensos esfuerzos diplomáticos”, dice Mogherini en su mensaje dirigido al CSNU.

El resultado de los diálogos nucleares Irán-G5+1 conseguido en Viena, continúa, ofrece las garantías necesarias sobre el aspecto pacífico del programa nuclear iraní y resultará en el levantamiento de las sanciones contra el país persa.

“Este importante logro demuestra también la importancia de la diplomacia prudente”, agrega.

Conforme a Mogherini, la UE actuó de manera eficiente en los diálogos y fue capaz de desempeñar un buen papel para facilitar el proceso de los diálogos que finalmente desembocaron en la aprobación de la resolución 2231 del CSNU sobre Irán.

“Todos abogaban por un buen acuerdo y no un acuerdo acelerado, de hecho, los diálogos se extendieron en reiteradas ocasiones. Ningún país es capaz de desempeñar tan bien este papel y responsabilidad de tal forma que todos lleguen a un objetivo común”, concluye.

A su vez, el presidente de EE.UU., Barack Obama, afirma que la aprobación de la resolución 2231 en el CSNU demuestra el apoyo de todos a la conclusión de diálogos nucleares Irán-G5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

“La aprobación del acuerdo nuclear Irán-G5+1 en el CSNU ha puesto de relieve que los países ausentes en los diálogos nucleares consideran también este acuerdo como una vía seria para evitar que Irán acceda a armas nucleares”, ha alegado este lunes Obama, citado por la agencia de noticias británico Reuters.

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier.

 

Para el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, el cumplimiento de las medidas adoptadas en la conclusión de las conversaciones nucleares Irán-G5+1 es vinculante para todos los miembros de la ONU.

“El cumplimiento del acuerdo nuclear Irán-G5+1 no solo es vinculante para los países que participaron en los diálogos (Sexteto), sino también para todos los 193 miembros de la ONU”, ha enfatizado Steinmeier en declaraciones producidas al margen de la reunión ministerial de la UE celebrada este lunes en Bruselas.

mep/ncl/nal