• Londres y Bruselas piden flexibilidad para evitar Brexit sin pacto
Publicada: domingo, 6 de octubre de 2019 22:25
Actualizada: lunes, 7 de octubre de 2019 3:20

El Reino Unido y la Unión Europea (UE) de manera mutua se piden concesiones y mayor flexibilidad para evitar un Brexit sin acuerdo.

A menos de un mes para la fecha prevista del Brexit, el primer ministro británico, Boris Johnson, ha pedido flexibilidad a sus socios comunitarios para que acepten su plan de salida, al que describe como un “compromiso práctico” con el que el Reino Unido “cede terreno donde es necesario”.

Por el lado europeo, sostienen que la actual oferta de su colega británico se queda corta y no permite que las partes desarrollen unas “negociaciones serias”. En una conversación telefónica, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha instado a Johnson a discutir propuestas de Brexit con la UE.

Londres y Bruselas reanudarán sus contactos el lunes, pero la UE ha advertido que, de momento, el plan de Johnson, que prevé sustituir la citada salvaguarda fronteriza con arreglos alternativos, que es el principal escollo de este divorcio, no “sienta las bases” para alcanzar un pacto legalmente vinculante.

El ministro británico del Brexit, Steve Barclay, se ha mostrado abierto a abordar los puntos sobre la cuestión norirlandesa previstos en el plan de Brexit de Boris Johnson y, a la vez, ha pedido a la UE que se mostrara “flexible” al respecto.

A pesar del pesimismo y la confusión reinantes, ambos lados esperan poder alcanzar un acuerdo durante la cumbre europea, que se celebrará los días 17 y 18 de octubre.

Ya que un Brexit duro haría que la República de Irlanda quede en el mercado único europeo, mientras que Irlanda del Norte, como parte del Reino Unido, quedaría fuera, lo que supondría la instalación de puestos fronterizos entre estos dos países y, probablemente, el resurgimiento de tensiones en esta frontera históricamente problemática.

xsh/rba