• El ministro de Finanzas británico, Philip Hammond, durante un acto en Bucarest (capital rumana), 5 de abril de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 6 de abril de 2019 14:51
Actualizada: domingo, 7 de abril de 2019 0:47

El Gobierno británico espera llegar a un acuerdo con el Partido Laborista para sacar del actual punto muerto el proceso de salida de Londres de la Unión Europea.

“Soy optimista sobre la posibilidad de llegar a algún tipo de acuerdo con el Partido Laborista (PL). Esperamos intercambiar más opiniones este sábado”, ha indicado hoy el ministro de Finanzas británico, Philip Hammond.

De hecho, Hammond, al inicio de la cumbre de ministros de Finanzas de la Unión Europea (UE), que se desarrolla en Bucarest (capital rumana), ha señalado que el Gobierno de la premier británica, Theresa May, no tiene “líneas rojas” con los laboristas, en referencia a las negociaciones que llevan a cabo desde el miércoles con la oposición.

No obstante, el Partido Laborista, principal partido de la oposición, demandó a May que demostrara una verdadera “voluntad de cambio o compromiso” a la hora de enmendar su actual acuerdo de divorcio británico con Bruselas, ya rechazado por el Parlamento del país.

Al respecto, la portavoz laborista de Interior, Diane Abbott, ha asegurado este mismo sábado que los conservadores gobernantes debían ser más flexibles.

Soy optimista sobre la posibilidad de llegar a algún tipo de acuerdo con el Partido Laborista (PL). Esperamos intercambiar más opiniones este sábado”, indica el ministro de Finanzas británico, Philip Hammond.

 

Hammond, uno de los miembros más proeuropeos del Gobierno de May, ha admitido además que “algunas personas en el seno del Partido Laborista hacen propuestas” sobre el tema y que deben ser consideradas.

La primera ministra pidió el viernes al bloque europeo un nuevo aplazamiento de la fecha del Brexit hasta el 30 de junio para evitar una caótica y brutal salida.

Respecto a la prórroga solicitada, Hammond se ha mostrado favorable. “La mayoría de los colegas con los que estoy hablando aceptan que necesitaremos más tiempo para completar este proceso”, explica.

La salida de la UE estaba inicialmente prevista para el 29 de marzo de 2019, pero ante la imposibilidad de que el Parlamento británico aprobase el acuerdo que May alcanzó en noviembre con Bruselas, sus socios europeos le habían concedido un poco más de tiempo, hasta el 12 de abril, para hallar una solución. 

mtk/alg/nii/

Comentarios