• La primera ministra británica, Theresa May, durante un discurso.
Publicada: lunes, 11 de marzo de 2019 11:00
Actualizada: lunes, 11 de marzo de 2019 11:53

Destacados parlamentarios del Partido Conservador británico exigen a la primera ministra que suspenda la votación sobre el Brexit en el Parlamento de ese país.

Según ha informado este lunes el rotativo local The Times, varios destacados miembros del Partido Conservador le han pedido a la primera ministra británica, Theresa May, que suspenda la votación sobre el acuerdo del Brexit.

La razón de esta petición, señala el periódico, es la alta probabilidad de que este nuevo plan también sea rechazado en la Cámara de los Comunes, ya que el acuerdo con la UE que propone May no cuenta con el apoyo de los parlamentarios conservadores: “Si mantiene su acuerdo, va a ser derrotada”, ha dicho un parlamentario conservador.

De hecho, ha urgido a la primera ministra conservadora a convencer a las autoridades de la Unión Europea para que otorguen al Reino Unido “concesiones significativas” que consigan atraer el apoyo de los conservadores y de los miembros del Partido Laborista (PL).

Del mismo modo han advertido del coste político que tendría otra derrota consecutiva de la primera ministra conservadora, ya que podría afectar en la percepción pública y, por ende, en los resultados de las próximas elecciones generales que se celebrarán el 5 de mayo del año 2022, aunque existe la posibilidad de que se adelanten.

 

Algunos colaboradores de May están intentando que dimita a fin de facilitar la aprobación del Brexit, pues esta ha prometido que en caso de que su plan sea rechazado se someterá el miércoles a votación la posibilidad de que el Reino Unido abandone la UE el 29 de marzo sin acuerdo con el bloque.

Si esta opción es a su vez rechazada, los parlamentarios tendrán la opción el jueves de votar una prórroga “limitada” de la salida, a fin de buscar un acuerdo aceptable para la clase política británica, algo que dificultan las elecciones al Parlamento Europeo previstas para el 26 de mayo, en las que el Reino Unido debería participar si antes no hay Brexit, con lo que dispondría de parlamentarios en la Eurocámara hasta 2024.

hgn/mkh/nii/

Comentarios