• La líder conservadora en la Cámara de los Comunes del Reino Unido, Andrea Leadsom, antes de una reunión del Gabinete, 26 de febrero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 9 de marzo de 2019 18:52

La líder del Parlamento británico se expresa decepcionada por la última propuesta de la Unión Europea (UE) para sacar el Brexit del estancamiento.

“Esto es decepcionante”, ha declarado este sábado la líder del Partido Conservador británico en la Cámara de los Comunes del Reino Unido, Andrea Leadsom, después de que el principal negociador de la UE, Michel Barnier, ofreciera a Londres la opción de salir de forma unilateral de la unión aduanera contemplada en la salvaguarda para evitar una frontera física en la isla de Irlanda tras la retirada británica de la UE (Brexit).

En una entrevista con el portal estadounidense Bloomberg, Leadsom ha calificado de una broma la propuesta del funcionario de la UE, pues significa que la aduana entre las dos Irlandas quedará abierta. También ha señalado que está “absolutamente sorprendida” de que Barnier repita viejas ideas ya rechazadas por la primera ministra británica, Theresa May.

En otra entrevista con la agencia local de noticias Reuters, la política británica ha vuelto a cuestionar el plan de Barnier. “Tengo que preguntarme a qué están jugando”, dice indignada.

Tengo que preguntarme a qué están jugando”, dice indignada la líder del Partido Conservador británico en la Cámara de los Comunes del Reino Unido, Andrea Leadsom, sobre la propuesta para el Brexit del principal negociador de la UE, Michel Barnier.

 

No obstante, ha expresado su esperanza de que se tomen en serio las propuestas que ha presentado el Reino Unido para resolver la disputa acerca del llamado backstop o “salvaguarda irlandesa” (una cláusula que obligaría a que Irlanda del Norte se mantenga integrada en las estructuras comunitarias para evitar establecer una aduana). Dicha salvaguarda hizo que la Cámara de los Comunes rechazara el 15 de enero el acuerdo con la UE.

La UE y el Reino Unido mantienen unas intensas conversaciones para ayudar a que el Brexit sea aprobado en el Parlamento británico el martes que viene. Los principales escollos se centran en los acuerdos comerciales con el bloque y en garantizar que no haya una “frontera dura” en Irlanda.

Leadsom ha dicho que espera que los legisladores acepten esta vez el Brexit, pero “eso depende de que la UE venga a la mesa y se tome en serio las propuestas” del Reino Unido.

El viernes, la primera ministra británica advirtió que si el Parlamento no aprueba el acuerdo del Brexit, posiblemente el Reino Unido nunca pueda dejar la UE.

El posible rechazo al acuerdo existente pone en cuestión el actual calendario, que prevé completar la salida el 29 de marzo.

fdd/rba/nii/

Comentarios