• Varios judíos en una calle en el Reino Unido.
Publicada: lunes, 11 de febrero de 2019 1:10
Actualizada: lunes, 11 de febrero de 2019 3:27

La directora de HRW para Oriente Medio, Sarah Leah Whitson, acusa al régimen de Israel de entremeterse en las políticas del Reino Unido.

La jefa de la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) para Oriente Medio está en tela de juicio por parte de la comunidad judía luego de denunciar la injerencia de Israel en los asuntos internos de otros países.

El viernes, Asa Winstanley, un periodista The Electronic Intifada –una publicación online con sede en EE.UU. y dedicada a la cobertura del conflicto palestino-israelí– advirtió de que nuevas acusaciones podrían sacudir el Partido Laborista (PL) británico, liderado por Jeremy Corbyn, un acérrimo crítico de Israel.

“Estamos a punto de una importante nueva oleada de historias de crisis de antisemitismo laborista”, destacó Winstanley en un tuit acompañado de un artículo en la que el periodista afirmó el pasado agosto que los activistas judíos recibían instrucciones para criticar en los medios sociales a Corbyn mediante una aplicación pro-israelí.

Estamos a punto de una importante nueva oleada de historias de crisis de antisemitismo laborista”, destacó el periodista Asa Winstanley en un tuit acompañado de un artículo en la que afirmó los activistas judíos recibían instrucciones para criticar en los medios sociales a Corbyn mediante una aplicación pro-israelí.

Al respecto, Whitson elogió la postura de Winstanley en un mensaje publicado el sábado en la red social Twitter.        

“¿Por qué es aceptable esta injerencia de Israel en la política interna del Reino Unido? ¿Es solo un problema cuando Rusia la hace?”, apuntó la directora de HRW para Oriente Medio.

El tuit de Whitson provocó un rechazo significativo de la comunidad judía, incluidos la ONG pro-israelí ‘Stand with US’ con sede en EE.UU., y un editor del periódico Jewish News en el Reino Unido.

La funcionaria de HRW no comentó respecto a la reacción de la comunidad judía. El año pasado, Matthew Myers, director asociado de finanzas de Human Rights Watch, fue suspendido de su cargo después de que restara importancia al Holocausto en su perfil de Tinder.

Un informe publicado el pasado agosto en la página web Middle East Eye indicó que el régimen de Tel Aviv lidera una campaña para difamar y desprestigiar a Corbyn, conocido por su apoyo a la causa palestina y su oposición a la represión ejercida por Israel contra los palestinos.

fdd/rha/snz/alg

Comentarios