• El vicesecretario general de Hezbolá, el sheij Naim Qasem, en la 32.ª Conferencia Internacional de la Unidad Islámica, 24 de noviembre de 2018.
Publicada: sábado, 24 de noviembre de 2018 8:08
Actualizada: domingo, 2 de diciembre de 2018 12:36

El Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) denuncia que EE.UU., Arabia Saudí y el régimen de Israel se han unido contra Palestina.

“El triángulo de EE.UU., Israel y Arabia Saudí están trabajando juntos contra Palestina y Al-Quds. El objetivo de la ocupación israelí de Palestina es golpear la región e impedir su desarrollo”, ha advertido este sábado el vicesecretario general de Hezbolá, el sheij Naim Qasem.

En su intervención en la 32.ª Conferencia Internacional de la Unidad Islámica en Teherán (capital persa), el sheij Naim Qasem ha rechazado, además, cualquier intento de dividir a Al-Quds (Jerusalén) y ha resaltado que todo el territorio palestino pertenece a los palestinos.

Ante esta situación, ha llamado a los musulmanes a mantenerse unidos. “Si queremos deshacernos de estas condiciones y asegurar el futuro de nuestras generaciones debemos unirnos sobre Al-Quds”, ha insistido.

“Israel es el centro del mal y de la sedición”, ha alertado el alto cargo de Hezbolá, antes de manifestar que “la arrogancia estadounidense está a la cabeza del triángulo de crueldad, tiranía y el crimen en el mundo”.

El triángulo de EE.UU., Israel y Arabia Saudí están trabajando juntos contra Palestina y Al-Quds. El objetivo de la ocupación israelí de Palestina es golpear la región e impedir su desarrollo”, advierte el sheij Naim Qasem, el vicesecretario general del Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

 

A pesar de todas las críticas, el Gobierno estadounidense, presidido por Donald Trump, reconoció en diciembre de 2017 oficialmente Al-Quds como la capital del régimen de Israel y trasladó allí su embajada desde Tel Aviv.

Informes recientes también sugieren que Arabia Saudí ha asumido un papel activo en los intentos de EE.UU. de negociar un acuerdo de “paz” entre los israelíes y los palestinos para deshacerse del conflicto de décadas, que Riad considera un obstáculo para las relaciones abiertas con el régimen de Tel Aviv.

Por su parte, el presidente de Palestina, Mahmud Abás, ha instado a Washington a anular medidas sobre Al-Quds, si no, advierte, no habrá diálogo para solventar el conflicto israelí-palestino.

La conferencia ha arrancado hoy sábado en Teherán bajo el lema de ‘Al-Quds; eje de la unidad de la Umma (la comunidad islámica)’. Los acontecimientos del mundo islámico, sobre todo la causa palestina, la crisis en Siria y la situación en Yemen son los temas principales de esta cita internacional.

fmk/ktg/snz/hnb

Comentarios