• El entonces presidente de EE.UU. Donald Trump habla con periodistas en la Oficina Oval, 22 de diciembre de 2018.
Publicada: martes, 23 de agosto de 2022 17:45

El expresidente de EE.UU. Donald Trump acumuló más de 300 documentos clasificados de la CIA y el FBI en su casa de Mar-a-Lago (Florida), según un informe.

El diario local The New York Times, citando a múltiples fuentes con conocimiento del asunto, reveló el lunes que el Gobierno estadounidense ha ido recuperando de manera escalonada esos 300 documentos clasificados en el último año y medio, desde que Trump dejó la Casa Blanca en enero de 2021.

Según el informe, en total, los 300 documentos fueron devueltos al Gobierno en tres entregas. La mitad de estos documentos secretos fueron recuperados en enero por los Archivos Nacionales de EE.UU., a base de lo que se desencadenó una investigación penal federal sobre el expresidente.

Otro conjunto de archivos fue entregado al Departamento de Justicia por unos asesores de Trump en junio y, también se recuperaron documentos de “alto secreto” de la Casa Blanca durante el reciente registro del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) de esta residencia el pasado 8 de agosto. Todavía no se ha divulgado el contenido de los documentos.

Las 15 cajas entregadas a los Archivos Nacionales a principios de este año incluían documentos de la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés), el FBI y la Agencia de Seguridad Nacional relacionados con la seguridad nacional, según una persona informada, informó el Times.

Trump está siendo investigado por posible mal manejo de documentos clasificados de su época como presidente. La reciente orden de registro emitida por el Departamento de Justicia de EE.UU. apunta a que Trump y gente de su entorno podrían estar incurriendo en delitos de obstrucción a la justicia, destrucción de documentos y violación de la ley de espionaje.

 

Mientras tanto, el exmandatario ha negado haber cometido cualquier tipo de delito e indica que la investigación es una farsa motivada políticamente, con la intención de hacer descarrilar su potencial candidatura para volver a la Casa Blanca.

El expresidente solicitó el lunes a una corte de Florida la supervisión sobre el registro efectuado el 8 de agosto de su casa, lo que llamó “ilegal e inconstitucional”. En su demanda, pidió la designación de un “maestro especial” a cargo, un recibo más detenido de lo decomisado y la devolución de aquello que no estuviera incluido en la orden judicial.

Según Trump, “todos” los documentos que se llevó de la Casa Blanca a su residencia habían sido previamente desclasificados.

tmv/rba