• La presa de Al-Tabqa en el río Éufrates, en provincia de Al-Raqa, Siria, tras ser arrebatada a grupo terrorista Daesh. (Foto: Reuters)
Publicada: viernes, 21 de enero de 2022 12:15
Actualizada: sábado, 22 de enero de 2022 7:36

Un informe revela el papel de EE.UU. en ataque a una represa siria que, de haber sido destruida, podría haber matado a decenas de miles de personas.

Según un informe emitido el jueves por el diario estadounidense The New York Times (NYT), un bombardero B-52 lanzó en marzo de 2017 algunas de las armas más pesadas, incluido al menos un destructor de búnkeres BLU-109, del arsenal de la Fuerza Aérea de EE.UU. sobre represa de Al-Tabqa (o la presa de Éufrates), una pieza de infraestructura estratégica en Siria, en la provincia norteña de Al-Raqa, a pesar de estar en una lista de no atacar.

Esta bomba atravesó cinco pisos en una de las torres de la represa, pero no explotó ni destruyó de inmediato; no obstante, los daños en su equipo la dejaron inoperativa y en riesgo de desbordarse.

Si la estructura de tierra y hormigón hubiera fallado, probablemente habrían muerto decenas de miles de personas que vivían en un valle adyacente, alertó NYT.

 

Anteriormente, Washington se había negado su atribución en el ataque, mientras Rusia y Siria le culparon. Además, el Comando Central de EE.UU. reconoció haber arrojado tres bombas de 2000 libras, pero dijo que estaban apuntando a torres, no a la represa en sí.

Estados Unidos es acusado de golpear las infraestructuras estratégicas en Siria. En febrero de 2017, los aviones estadounidenses bombardearon el puente de Al-Meqle, localizado en el oeste del pueblo de Maadan, a 60 km al este de Al-Raqa. A consecuencia de dicho ataque, el puente que unía las dos orillas del río Éufrates dejó de estar activo.

EE.UU. mantiene tropas en Siria contra la voluntad de esta nación levantina en una gran parte en los campos petroleros de las zonas orientales. A su vez, el Gobierno de Damasco acusa a Washington de pertrechar, entrenar, financiar y armar a las bandas terroristas, a fin de derrocar al legítimo Ejecutivo de Bashar al-Asad.

mdh/fmk