• Saavedra: EEUU no impide crímenes de Arabia Saudí por ser su aliado
Publicada: domingo, 1 de agosto de 2021 2:12

Estados Unidos está al corriente del caso del asesinato de Khashoggi y posiblemente sabía del plan de Arabia Saudí para cometer este crimen, asegura un analista.

En una entrevista concedida el sábado a la cadena HispanTV, el periodista Francisco José Saavedra abordó el caso del periodista saudí Jamal Khashoggi, quien fue asfixiado y luego descuartizado el 2 de octubre de 2018 en el consulado saudí en la ciudad turca de Estambul.

Este caso sale a la palestra, a raíz de que Agnes Callamard, quien investigó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, cuando era la relatora especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre Asesinatos Selectivos y Ejecuciones Extrajudiciales, planteó que Estados Unidos podría haber sabido de antemano la amenaza mortal que pendía sobre Khashoggi, opositor a las políticas de Riad.

“Todo lo que estamos escuchando apunta a un nexo tan estrecho entre Estados Unidos y Arabia Saudí, incluso a nivel de inteligencia”, señaló la exrrelatora de la ONU en declaraciones al diario británico The Independent y publicadas el sábado.

Para Saavedra, “es evidente que Estados Unidos y sus servicios secretos están al corriente de todas las operaciones que ejecutan sus aliados [...] Yo creo que Estados Unidos lo sabía perfectamente, pero dejó hacer a los servicios secretos saudíes (asesinar a Khashoggi)”.

El entrevistado ha señalado que Estados Unidos actuó en el caso Kashoggi de la misma manera que se comporta respecto a Yemen, es decir, permitiendo que su aliado, Arabia Saudí, ataque a su vecino sureño.

 

En noviembre de 2018, un informe del diario estadounidense The Washington Post reveló que las investigaciones llevadas a cabo por la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. sobre el asesinato de Khashoggi arrojaban que la orden de asesinar al columnista había sido dada por el príncipe heredero saudí, Muhamad Bin Salman. Las autoridades saudíes, tras reiteradas negativas, terminaron reconociendo el asesinato del periodista.

Por su parte, el Gobierno de EE.UU. confirmó el 26 de febrero de este año en curso, en un informe, la implicación directa del príncipe heredero saudí en el macabro homicidio.

No obstante, el presidente de EE.UU., Joe Biden, se negó a castigar a Bin Salman a pesar de confirmar su papel en la orden de asesinato. Muchos observadores puntualizaron que lo que motivó esta negativa fue el temor de Biden a poner en peligro las relaciones entre EE.UU. y Arabia Saudí.

Fuente: HispanTV Noticias

mgh/ncl/rba