• El portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Ned Price, habla en una rueda de prensa, Washington, 2 de febrero de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 10 de abril de 2021 1:11
Actualizada: sábado, 10 de abril de 2021 2:06

En medio la tensión entre EE.UU. y China, la Administración Biden sigue su obstinada huida hacia adelante, ahora, apuesta por flexibilizar contactos con Taiwán.

El portavoz del Departamento del Estado estadounidense, Ned Price, ha indicado este viernes que el país norteamericano considera a Pekín como un Gobierno legítimo, pero ha decidido poner de lado algunas normas complejas que dictaban las relaciones con Taiwán.

“Las nuevas directivas flexibilizan las guías sobre nuestros contactos con Taiwán, de una forma consistente con nuestras relaciones no oficiales”, ha manifestado el vocero estadounidense, a pesar de la vehemente oposición del Gobierno chino al respecto.

El paso de la Administración del demócrata Joe Biden busca reafirmar el apoyo que le ha dado desde hace unos años a este territorio y es también una reacción al gesto del Congreso norteamericano que había peticionado una revisión de los contactos entre Washington y Taipei.

 

En esta misma línea, el mandatario de EE.UU. envió a su emisario en Palaos a una visita a la isla para observar la situación en el territorio que va a recibir más respaldo de Washington.

China y Taiwán viven una escalada de tensiones por distintos asuntos, entre ellos los esfuerzos separatistas de las autoridades taiwanesas —especialmente de la presidenta, Tsai Ing-wen, que se opone al principio de una sola China—, y el apoyo militar y político que recibe la isla de EE.UU.

Los funcionarios chinos han reiterado en distintas ocasiones que consideran a Taiwán como una parte de inseparable de su territorio, al recalcar que el gigante asiático no quiere perjudicar a ninguna nación, no obstante, responderá a cualquier acto que viole su soberanía.

sbr/ctl/rba