• El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, ofrece un discurso en esa ciudad, 30 de marzo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 4 de septiembre de 2020 9:11

El alcalde de Nueva York dice que llevará al presidente de EE.UU., Donald Trump, ante los tribunales si recorta fondos federales asignados a la mencionada ciudad.

Si persiste en tratar de negar la financiación que está manteniendo a la ciudad de Nueva York en marcha en mitad de esta crisis, le veremos en el juzgado y, una vez más, le derrotaremos”, declaró Bill de Blasio en una conferencia de prensa el jueves.

El alcalde subrayó la frágil situación sanitaria y económica que atraviesa la ciudad y el resto de los distritos estadounidenses y en ese contexto cuestionó los “ataques ilegales e inconstitucionales” del mandatario.

Sus declaraciones se produjeron después de que el mandatario estadunidense anunciara el miércoles que reduciría el financiamiento a ciudades gobernadas por “alcaldes débiles” quienes “permiten que los anarquistas dañen a la gente”. Trump sostuvo que su Administración “no permitirá que los dólares de los impuestos federales financien ciudades que se dejen deteriorar hasta convertirse en zonas sin ley”.

 

En su lista, el mandatario mencionó en concreto cuatro ciudades: Nueva York, Washington, Seattle y Portland, donde ha habido protestas contra la violencia policial hacia los afroamericanos como el caso de George Floyd, quien fue asesinado a manos de un policía blanco en Mineápolis y otro afrodescendiente Jacob Blake en Kenosha, Wisconsin.

Ante estas declaraciones, también los alcaldes de las mencionadas ciudades respondieron enérgicamente a sus amenazas y emitieron una declaración conjunta diciendo que sus residentes “no son peones políticos del presidente Trump”.

“El presidente Trump necesita despertar a la realidad que enfrentan nuestras ciudades, y todo nuestro país, y darse cuenta de que no está por encima de la ley”, añadieron.

Sin embargo, esta no es la primera vez que Trump intenta privar de fondos federales a las localidades que implementan políticas a las que se opone. En 2017, trató de hacerlo con las llamadas “ciudades santuario”, aquellas que se niegan a colaborar con las autoridades federales para deportar a inmigrantes indocumentados, pero los tribunales frenaron ese decreto al considerar que el presidente no puede decidir sobre presupuestos municipales.

mrz/ktg/mnz/hnb