• Una escena de desalojo forzado en EE.UU.
Publicada: lunes, 20 de julio de 2020 0:47

El 32 % de hogares en EE.UU. no ha pagado aún el alquiler de julio, debido a la crisis derivada de la COVID-19, mientras crece el temor de posibles desalojos.

Según publicaron el domingo varios medios con base en una encuesta realizada por Apartment List, una plataforma de alquiler en línea, casi el 19 % de los estadounidenses no pudo realizar ningún pago de su vivienda durante la primera semana del mes, y el 13 % solo pagó una parte de su alquiler o hipoteca.

Un informe previo de la estatal Oficina del Censo, señala que uno de cada seis estadounidenses no pudo pagar su alquiler en junio debido a la crisis económica y casi uno de cada tres está preocupado por lo que puede ocurrir el mes en curso.

Especificó que un poco más del 16 por ciento de los encuestados dijo que no pudo pagar el alquiler en junio, y el 30,6 por ciento expresó poco o ninguna confianza en que podría cumplir con este pago en julio, según una encuesta de 73,8 millones de personas realizada entre el 2 y el 7 de julio.

Se trata del cuarto mes consecutivo en que un número “históricamente alto” de hogares no pudo pagar su factura de vivienda a tiempo, registrando un aumento del 30 % en junio y de un 31 % en mayo. Los inquilinos, los hogares de bajos ingresos y los más jóvenes son los más propensos a no pagar, según el estudio.

 

El confinamiento, como parte de las medidas para controlar el avance de la COVID-19, ha causado que decenas de millones de estadounidenses pierdan sus puestos de trabajo. 32 millones se registraron como desempleados a fines de junio, en comparación con 1,6 millones un año antes, según las cifras publicadas el jueves por el Departamento de Trabajo.

Además, al menos 20 millones de estadounidenses estarán en riesgo de ser desahuciados cuando llegue septiembre, mes que expira la moratoria a los desahucios fijada por la Administración de Donald Trump al principio de la pandemia. Sin embargo, en algunos casos, la orden ha expirado dejando a los inquilinos vulnerables en un momento en el que los casos de coronavirus están aumentando en muchos lugares del país norteamericano.

Desde principio del mes en curso, varias asociaciones por el derecho a la vivienda están convocando manifestaciones frente a los tribunales de Richmond para protestar por la tramitación de los desalojos en medio de la pandemia del nuevo coronavirus.

La situación económica en Estados Unidos es motivo de críticas, ya que, según políticos y analistas, se ha desbordado por la mala gestión de la Administración Trump ante la pandemia. El domingo, el senador demócrata Bernie Sanders denunció que 30 millones de personas han perdido sus trabajos. “En los últimos meses, 30 millones de trabajadores han perdido sus empleos y sus ingresos. Muchos luchan por poner comida en la mesa”, escribió en Twitter.

ncl/rha/msf