• El buque de la Armada de EE.UU. USS Bonhomme Richard, anclado en el puerto de San Diego, se halla envuelto en llamas tras una explosión, 12 de julio de 2020.
Publicada: domingo, 19 de julio de 2020 14:32

Un incendio registrado en otro buque de asalto anfibio de EE.UU. ha obligado a la Marina estadounidense a suspender las actividades de su planta fabricante.

Se trata del buque de la Armada de EE.UU. Kearsarge, anclado en el puerto de Norfolk, situado en el estado oriental de Virginia. Según las autoridades norteamericanas, el incidente comenzó cuando un ascua cayó sobre materiales plásticos. La embarcación dañada pertenece al astillero General Dynamics NASSCO.

El 17 de julio, la Marina fue informada de un incendio a bordo del USS Kearsarge. (…) En respuesta a este incidente, la Armada emitió una orden de suspensión de las labores para todos los buques en disponibilidad de mantenimiento en GD NASSCO, en Norfolk, para garantizar el cumplimiento de todos los protocolos y procedimientos relacionados con los incendios”, comunicó el sábado el portavoz del Comando de Sistemas Navales en Mar, Rory O'Connor.

En una llamada telefónica realizada la misma jornada, Anthony Paolino, un portavoz de General Dynamics NASSCO, justificó que la empresa ya estaba revisando sus protocolos de seguridad antes de la orden de “detener el trabajo” a raíz de otro incendio que se produjo el 12 de julio a bordo del buque de guerra USS Bonhomme Richard mientras estaba estacionado en la base naval de San Diego, en el estado de California (suroeste).

 

Al respecto, el jefe de operaciones de la Armada de EE.UU., el almirante Michael Gilday, señaló que la Marina se estaba preparando para lanzar investigaciones duales sobre el incendio en el USS Bonhomme Richard, a saber: una investigación de seguridad, que generalmente no se divulga al público; y otra administrativa más formal, que generalmente viene con recomendaciones disciplinarias y son liberables al público.

Este es un incidente muy, muy grave que creo que obligará a la Marina a dar un paso atrás y reevaluarse. (…) Tenemos que ser honestos con nosotros mismos”, afirmó Gilday.

Se desconocen todavía cuáles fueron las causas que provocaron este incidente. No obstante, pese a que las autoridades del país han optado por el mutismo, se sospecha que el incendio en el USS Bonhomme Richard fue desatado por algunos miembros del propio Ejército norteamericano.

La Marina de EE.UU. confirmó el viernes que al menos dos marines que respaldaron las operaciones de extinción de incendios dieron positivo en la COVID-19, enfermedad causada por el nuevo coronavirus, después de presentar síntomas.

msm/anz/myd/hnb