• El buque cisterna chino Front Shanghai.
Publicada: miércoles, 16 de octubre de 2019 16:20
Actualizada: miércoles, 16 de octubre de 2019 18:09

Que China siga comprando petróleo de Irán, pese a las sanciones unilaterales de EE.UU., se ha convertido en una “preocupación profunda” para Washington.

Así ha revelado un funcionario estadounidense, citado este miércoles bajo condición de anonimato por la agencia británica de noticias Reuters. “Hemos estado enviando mensajes muy pesados a las compañías navieras (…) Es un comportamiento increíblemente peligroso e irresponsable”, ha dicho.

La fuente ha hecho referencia a conjeturas de la Administración estadounidenses, según las cuales, un grupo de buques chinos había dejado de enviar datos de ubicación desde su sistema de identificación automática (AIS) para ocultar el transporte de petróleo de Irán.

De acuerdo con declaraciones emitidas el martes por autoridades estadounidenses, probablemente las compañías navieras chinas apagaron sus transpondedores para ocultar la ubicación de sus cargueros, después de que Washington sancionara el pasado septiembre a las compañías chinas Kunlun Holding Company y COSCO Shipping Tanker (Dalian), así como contra cinco empleados de dichas empresas por transportar petróleo iraní.

LEER MÁS: EEUU sanciona a más personas y empresas chinas por lazos con Irán

Hemos estado enviando mensajes muy pesados a las compañías navieras (…) Es un comportamiento increíblemente peligroso e irresponsable”, dice un funcionario estadounidense, acusando a las firmas chinas de apagar los transpondedores de sus barcos que transportan petróleo a Irán.

 

Otro funcionario estadounidense, citado por Reuters, ha asegurado que EE.UU. “literalmente va barco por barco en este asunto, porque cada barco es increíblemente importante” para la economía de Irán.

EE.UU., tras su salida unilateral del acuerdo nuclear en mayo de 2018, ha reimpuesto sanciones a Irán con el principal propósito de reducir a cero la exportación del petróleo del país persa y golpear así su mayor fuente de ingreso.

Desde un principio China, principal consumidor de petróleo de Irán, se opuso a las sanciones unilaterales de EE.UU. a Irán, y aseveró que continuará importando petróleo persa a pesar de los embargos de Washington.

LEER MÁS: China bate récord en importaciones de crudo iraní en 7 meses

LEER MÁS: China denuncia “ilegales” sanciones de EEUU por comprar crudo iraní

Irán, por su parte, ha asegurado que ningún país podrá llenar el sitio que deja el crudo iraní. Además, el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, dejó claro que el país persa exportará todo el petróleo que considere necesario.

tqi/ncl/myd/rba