• El presidente de EE.UU., Donald Trump, habla con periodistas en la Casa Blanca, 16 de septiembre (Foto: AFP)
Publicada: martes, 17 de septiembre de 2019 8:45
Actualizada: miércoles, 18 de septiembre de 2019 2:49

Tras la escalada entre Arabia Saudí y Yemen, Trump dice que no pretende involucrar su país en una guerra, pero alega que, en caso de ocurrir, EE.UU. está preparado.

“No quiero guerra con nadie (…) ciertamente nos gustaría evitarlo”, afirmó el lunes el presidente estadounidense, Donald Trump, en una reunión con el príncipe heredero bareiní, Salman bin Hamad bin isa Al Jalifa, en la Casa Blanca.

Tras los ataques realizados el sábado por aeronaves no tripuladas (drones) yemeníes contra las instalaciones de la compañía petrolera saudí Aramco, Riad reconoció haber reducido hasta la mitad su producción del petróleo y EE.UU. vinculó a Irán con lo ocurrido, aunque de manera tácita.

En este sentido, al ser preguntado sobre la presunta implicación de la República Islámica con las acometidas a instalaciones clave saudíes, Trump dijo que estaba en espera de “la verificación” y de conocer la versión de Arabia Saudí para determinar cómo proceder, además de informar del viaje del secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, al reino árabe para abordar el asunto.

No quiero guerra con nadie (…) ciertamente nos gustaría evitarlo”, afirmó el presidente estadounidense, Donald Trump, sobre un posible conflicto con Irán tras el ataque contra las instalaciones petroleras saudíes de Aramco.

 

El inquilino de la Casa Blanca dejó claro que no contemplaba opciones de represalia hasta tener una prueba definitivade la implicación del país persa en los hechos, pero insistió en Estados Unidos estaba más preparado que nadie”, ante un eventual conflicto.

El sábado, Pompeo responsabilizó directamente a la República Islámica y aseguró que no había “pruebas” que apuntaran a que los ataques se lanzaron desde Yemen. Las autoridades de Irán, a su vez, han rechazado de manera contundente las acusaciones.

El canciller persa, Mohamad Yavad Zarif, subrayó el domingo que culpando a Irán, EE.UU. y sus aliados no pueden salir del atolladero en el que se hallan atrapados en Yemen, donde Arabia Saudí, desde marzo de 2015, encabeza una campaña militar para combatir al movimiento popular Ansarolá.

LEER MÁS: Valor de oro y plata se dispara tras ataque yemení a Arabia Saudí

nkh/ctl/mkh

Comentarios