• El embajador británico en EE.UU., Kim Darroch (izqda.), y el presidente Donald Trump.
Publicada: lunes, 8 de julio de 2019 0:06
Actualizada: lunes, 8 de julio de 2019 10:19

Donald Trump, ha cargado este domingo contra el embajador británico en Washington, quien cuestionó la aptitud del mandatario en su cargo como presidente.

“Él no ha servido bien al Reino Unido”, ha señalado el presidente de Estados Unidos a los reporteros en alusión al enviado del país europeo en Washington, Kim Darroch.

Los comentarios del inquilino de la Casa Blanca se producen un día después de haber sido filtrado y publicado unos cables diplomáticos por el diario británico The Mail on Sunday según las cuales Darroch desafió a Trump y lo describió como “inepto”, “incompetente” e “inseguro”.

El enviado británico avisó del mismo modo al Gobierno británico de que la Casa Blanca “funciona de modo disfuncional” y alertó que la carrera del mandatario norteamericano puede acabar “en un desastre”.

“No somos grandes admiradores de ese hombre (…) Podría decir cosas de él, pero ni me molesto en hacerlo”, ha adelantado Trump desde el estado de Nueva Jersey (noreste).

Él no ha servido bien al Reino Unido”, ha señalado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en alusión al enviado del Reino Unido en Washington (capital estadounidense), Kim Darroch.

Los comentarios del embajador también han generado críticas de los conservadores en el Reino Unido. El secretario británico de Exteriores, Jeremy Hunt, dijo que esas declaraciones fueron una opinión personal mientras describía la Administración de Trump como el “mejor amigo posible” de Londres en el escenario internacional.

Trump fue también blanco de ataques verbales del alcalde de Londres (la capital británica), Sadiq Khan, quien lo consideró el “chico de portada del movimiento de la extrema derecha en el mundo”. Asimismo, lo comparó con los “fascistas del siglo XX”.

LEER MÁS: Corbyn denuncia la injerencia de Trump en asuntos del Reino Unido

La desaprobación de Trump también se vio obvia en el país europeo tras la última visita del mandatario al Reino Unido, el pasado mes de julio, que fue marcada por la marcha de decenas de manifestantes británicos que protestaron contra las políticas racistas del inquilino de la Casa Blanca en todo el mundo.

mtk/rha/nlr/alg

Comentarios