• Lanchas rápidas de la Fuerza Naval del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán en el Estrecho de Ormuz, 30 de abril de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 21 de junio de 2019 6:36
Actualizada: viernes, 21 de junio de 2019 10:20

Estados Unidos no quiere una guerra con Irán por ser imposible de ganar, afirma una exasesora del Pentágono en medio de tensiones entre Teherán y Washington.

A primeros minutos del jueves, hora local de Teherán (capital iraní), un dron espía de Estados Unidos, modelo Global Hawk, despegó de una de las bases estadounidenses en el Golfo Pérsico y siguió su camino hacia la ciudad portuaria de Chabahar, en el sur de Irán. La aeronave fue derribada por la División Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán tras violar el territorio nacional del país persa.

LEER MÁS: Irán: “Antes de derribar dron de EEUU dimos advertencias”

LEER MÁS: “El mundo desconfía versión de EEUU sobre ataques en mar de Omán”

La teniente coronel retirada del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), Karen Kwiatkowski, ha dicho en una entrevista con la agencia rusa Sputnik que el aumento de la presencia militar de EE.UU. en el Golfo Pérsico probablemente forma parte de una estrategia a largo plazo pero, no obstante, ha asegurado que Washington no está interesado en iniciar una guerra con Irán.

“(El despliegue de las tropas de EE.UU. en Oriente Medio) es parte de una acumulación progresiva que se considera para preservar las líneas de transporte y el flujo de petróleo en la región (…) El Pentágono ha comprendido que no se puede ganar una guerra, tanto si es aérea o terrestre, contra Irán”, ha aseverado.

LEER MÁS: ‘Declarar la guerra a Irán sería una estupidez que EEUU no hará’

(El despliegue de las tropas de EE.UU. en Oriente Medio) es parte de una acumulación progresiva que se considera para preservar las líneas de transporte y el flujo de petróleo en la región (…). El Pentágono ha comprendido durante mucho tiempo que no se puede ganar una guerra, tanto si es aérea o terrestre contra Irán”, ha aseverado la teniente coronel retirada del Pentágono, Karen Kwiatkowski.

 

La exfuncionaria sostiene que existe una clara discrepancia entre los “halcones de la Casa Blanca” por el tipo de medidas a adoptar contra Irán y, como ejemplo, señaló las divergencias entre el secretario de Estado, Mike Pompeo, y el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton.

La invasión del cielo persa por el dron estadounidense tuvo lugar en momentos de alta tensión en el Golfo Pérsico. Desde la salida unilateral de Washington del acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 —entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania—, la Casa Blanca ha venido aumentando la presión sobre Irán, imponiéndole diversos embargos, además de incrementar su presencia militar en Oriente Medio.

Las autoridades persas han restado importancia en diversas ocasiones a la retórica belicista estadounidense, que consideran parte de una “guerra psicológica”; no obstante, hacen hincapié en que sus tropas están listas para dar una “respuesta contundente en un tiempo récord” a cualquier posible agresión militar extranjera.

LEER MÁS: EEUU recibirá una respuesta tajante si se extralimita en la región

msm/krd/mjs